RESUMEN

Malas noticias para los entrenadores de la NFL

Malas noticias para los entrenadores de la NFL
Malas noticias para los entrenadores de la NFL

Los Dolphins de Miami y los Broncos de Denver se sumaron a la primera oleada de despidos de entrenadores en jefe de la NFL justo al cierre de la temporada regular, una lista que los Jets de Nueva York y los Buccaneers de Tampa Bay abrieron y que había sido extendida temprano por los Bengals de Cincinnati.

Los Dolphins anunciaron que Adam Gase ha quedado fuera de sus planes para la próxima campaña y el vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas, Mike Tannenbaum, ha sido reasignado dentro de la organización una vez que el equipo no obtuvo un pase a los playoffs por 15ta ocasión en 17 años.

El gerente general de Miami, Chris Grier, quien ha asumido varios cargos en Miami a lo largo de 19 años, ha recibido mayor autoridad y deberá supervisar las operaciones deportivas .

Por su parte, Vance Joseph perdió el puesto de entrenador en jefe de los Broncos gracias a temporadas sucesivas de cifras de doble dígito en derrotas.

Joseph se reunió con el gerente general, John Elway, tras el fin de una campaña de 6-10 y fue despedido pese a que aún restaban dos años y cerca de 6 millones de dólares de su contrato.

Raiders

El ‘coach’ Jon Gruden encontró a un exanalista de televisión para ayudarlo en la reconstrucción de los Raiders de Oakland. Los Raiders contrataron a Mike Mayock como su nuevo gerente general.



El lunes, los Cardinals de Arizona también anunciaron que buscarán un reemplazo de Steve Wilks, quien solo vivió una temporada como su entrenador en jefe.

El despido de Wilks sucede el lunes luego de una campaña de 3-13, el peor récord de la franquicia en 18 años y la peor marca de la NFL esta temporada.

Poco antes, los Bengals anunciaron el cese de Marvin Lewis, concluyendo una relación de 16 años que incluyó 7 apariciones en postemporada de apenas una sola victoria. La medida culmina el segundo periodo más largo de un entrenador en jefe en la NFL.

Lewis deja Cincinnati con una marca de playoffs de 0-7, la peor en la historia de la NFL. Los Bengals no han ganado un partido de postemporada desde la campaña 1990.

El periodo de Todd Bowles al frente de los Jets de Nueva York se inició hace cuatro años lleno de promesas. Terminó el domingo con demasiados fracasos y sin una sola participación en playoffs.

El equipo anunció la muy esperada decisión el lunes por la noche, poco después de que los Jets cerraran su campaña con un descalabro de 38-3 en Nueva Inglaterra. Bowles, de 54 años, había sido contratado en enero de 2015 tras la salida de Rex Ryan.

En Tampa, Dirk Koetter parecía resignado a su destino. El coach de los Buccaneers fue cesado poco más de tres horas después de que Tampa Bay concluyera una decepcionante temporada con una derrota por 34-32 ante los Falcons de Atlanta.

Edición Impresa