QUINTERO, BUITRAGO Y TEJADA

Noche de panameños

Noche de panameños
Tejada le dio el toque especial al partido, explicando el porqué no celebró su gol ante el Juan Aurich. CORTESÍA

Tres panameños marcaron el miércoles tres de los cuatro goles que se dieron durante el partido que igualaron 2-2 entre Universitario y Juan Aurich en el fútbol descentralizado del Perú.

De los tres solo dos celebraron sus goles. Uno se abstuvo. Lo celebró en su interior.

Alberto Quintero, Ricardo Buitrago y Luis Tejada le dieron el toque panameño al partido en un hecho poco usual entre los futbolistas nacionales que militan en el exterior.

Quintero, por el Universitario, y Buitrago, por el Juan Aurich, comenzaron como titulares. En el minuto 64 Tejada ingresó por Hernán Rengifo.

Los tres nacionales marcaron goles y terminaron jugando el partido en una noche con aroma panameño en el estadio Monumental de Lima.

Los goles se dieron todos en el segundo tiempo.

Alberto Quintero, el chiquitín, como lo llamó un narrador, anotó el primero de cabeza ante un centro de Alexis Gómez desde la banda derecha. Sobre el minuto 53 el panameño saltó sobre la marcha y puso arriba al Universitario, que jugaba de local.

Juan Aurich respondió al minuto 67 con un gol de tiro libre de Buitrago. El exjugador del Plaza, frente a la portería de la U, midió y de pierna derecha mandó el balón al rincón derecho del portero local.

Juan Aurich se puso adelante con un zapatazo de Elsar Rodas cuando se jugaban 86 minutos.

Cuando todo parecía que estaba consumado, vino la última oportunidad del Universitario en un tiro de esquina, cuando se jugaban cuatro minutos de reposición. El cobro fue al primer poste, donde apareció Luis Tejada para anotar el empate de cabeza.

Tejada no celebró el gol, en cambio hizo un gesto de respeto.

“Quiero mucho y todo a la U, pero al Aurich yo lo llevo en mi corazón por todo lo que me ha dado, sería una injusticia haberlo celebrado”, dijo el Matador Tejada, que es el artillero histórico del Juan Aurich, con el que se cansó de hacer goles.

Edición Impresa