EL AMARGADO

Un ‘Reymar’ necesita nuestro fútbol

Una transacción millonaria que supera todas las ligas centroamericanas juntas. Neymar parecía inamovible del Barcelona, pero ahora está en el París Saint Germain, una combinación que ronda cerca de los 262 millones de dólares por un jugador.

El crack de Brasil se convierte en el traspaso más caro en la historia del fútbol, dejando atrás al de Paul Pogba, solo el año pasado. Pero eso no es todo, según el diario catalán Sport, Neymar habría fichado con su nuevo club por 5 temporadas y 353 millones de dólares brutos. Viene entonces la interrogante de si es el mejor jugador del mundo, porque Messi vale solo 169 millones de dólares. Realmente necesitamos un Neymar en nuestra liga, no por sus millones, sino por la atracción mediatica que genera.Se ha robado toda la atención mundial, lo comparo con lo sucedido con Usain Bolt, el rayo o el hombre más rápido del planeta. El sábado en el Mundial de Atletismo de Londres terminó con la medalla de bronce, pero todos -cámaras y asistentes- lo seguían, no importaba el ganador. Creo que el PSG andaba buscando esto, un jugador que lo potenciara, que lo convirtiera en un club a seguir, así mismo como al Barcelona.

Solo el año pasado Trasfermarkt, un sitio especializado en fútbol, dio un ranking de los clubes más valiosos de cada uno de los países de la región. Ninguno supera los 10 millones de dólares en valor, por ejemplo, los clubes costarricenses Alajuelense y Saprissa tienen un precio aproximado que ronda los 7 millones y 6 millones de dólares, respectivamente. En el listado aparece el club panameño Árabe Unido, de Colón, con un costo posible de 700 mil dólares.

También se menciona a otros clubes de Nicaragua, Honduras, El Salvador, entre todos no superan ni los $60 millones. La comparación es odiosa, porque con lo que gana Neymar en el actual escalafón, los clubes AS Mónaco, West Ham United, Sevilla FC, Lazio, FC Schalke 04, entre otros, no valen más que Reymar, ese muchacho de 25 años de edad y que solo pesa 150 libras. Su debut deportivo fue el 7 de marzo de 2009, el comienzo de una brillante carrera.

Ahora acusan a Ney de traidor, una palabra fuerte para un jugador que sabemos lo pone todo en la cancha. Su salida del Barcelona siempre quedará en tela de duda, pero seguro es que acá, por nuestras ligas necesitamos que llegue alguien así, que las empuje y las convierta en centro de atención, como seguro Reymar pondrá al París Saint Germain, para la envidia de muchos.

Edición Impresa