CHAMPIONS LEAGUE

Tottenham-Liverpool, un duelo inglés por la supremacía europea

Tottenham-Liverpool, un duelo inglés por la supremacía europea
Tottenham-Liverpool, un duelo inglés por la supremacía europea

El Tottenham, que ya ha hecho historia al clasificarse para su primera final de la Champions, quiere acabar la gesta levantando hoy en Madrid la Orejona en la final contra el Liverpool de un Jürgen Klopp que lanza su segundo asalto.

Tras maravillar a todos remontando una goleada en semifinales ante el Barcelona (0-3, 4-0), el Liverpool alcanzó su segunda final de la Liga de Campeones consecutiva, con la idea de hacer olvidar la derrota del pasado año frente al Real Madrid en Kiev.

“Estamos en la final de la Champions, para mí es el partido más importante del fútbol mundial a nivel de clubes, así que es normal que esté de buen humor”, dijo ayer un sonriente Jürgen Klopp, técnico de los Reds, en la rueda de prensa previa al encuentro.

El equipo inglés ha hecho una excelente temporada, pero ha visto cómo la Premier League, que no gana desde 1990, se le escapaba en el último suspiro, al quedar segundo a un solo punto del Manchester City.

Y ahora la Orejona se perfila como la gran oportunidad para resarcirse y dar una alegría a los aficionados Reds, miles de los cuales llenarán el estadio Metropolitano madrileño.

Se espera que unos 100 mil aficionados, la mayoría sin entradas, acudan a la capital española.

Se espera que la estrella del ataque del Tottenham, Harry Kane, salte al terreno de juego dispuesto a llevarse la Orejona tras reponerse de una lesión. “Me siento bien”, dijo el lunes el delantero de los Spurs, matizando que “la decisión es cosa del entrenador”.

El técnico Mauricio Pochettino, en cambio, no quiso adelantar ayer si alineará a su goleador: “No sé [si estará de inicio]”.

Ver a Kane sobre el terreno, sin duda, supondría una inyección de moral y juego añadidos para el equipo de Pochettino en su primera final de la Liga de Campeones en sus más de 130 años de historia.

Edición Impresa