MUNDIAL SUB-20

Valanta, valiente

Valanta, valiente
Valanta, valiente

Cuando todo apuntaba a una derrota contra el corpulento equipo de Malí, el entrenador Jorge Dely Valdés hizo el último cambio. Ingresó a Diego Valanta al minuto 85. Era el jugador más pequeño y liviano de todos los que estuvieron en la cancha (1.65 m) del estadio Bydgoszcz. Dos minutos después, el pequeño “David” se vistió de héroe al empatar de tiro penal, en el debut de Panamá en el Mundial Sub-20 que se desarrolla en Polonia.

Valanta, valiente
Valanta, valiente

Malí había estado arriba en el marcador desde los 39 minutos, con un gol de Konte Boubacar. Los africanos fueron amplios dominadores de la primera parte, pero en la segunda mitad bajaron la guardia. Panamá se metió más en el partido, pero sin llegar a hacerles cosquillas, aunque tuvo algunas escaramuzas sin mayores consecuencias.

Los africanos venían de terminar terceros en su última participación mundialista en Nueva Zelanda 2015. En la cancha fue evidente su mayor contextura física y su mejor oficio al momento de rotar el balón. Al minuto 85 manejaban el partido, con un par de sobresaltos que les había hecho pasar Panamá.

No había pasado el minuto del ingreso de Valanta cuando Guillermo Benítez incursionó por el borde del área de las 16.50 de los africanos y le cometieron una falta. El árbitro italiano Davide Massa no vaciló en pitar penal.

Estirpe de goleador

La sorpresa de muchos fue ver a Valanta en el punto penal. Ni siquiera se había despeinado. Estaba fresco. Su uniforme no lo había sudado todavía. Sin embargo, su estirpe de goleador, con la que fue el máximo artillero de Panamá en el Premundial de Concacaf (cinco goles) le dio la confianza.

Como los valientes, tomó el reto sin importar lo que se dice del riesgo que representa que un recién ingresado, que todavía está frío y no ha entrado en calor, tome la responsabilidad de patear un penal.

El pequeño jugador del Tauro, con cara de niño, asumió semejante responsabilidad. Acomodó el balón, respiró profundo, dio seis pasos atrás. Se paró, miró al portero Koita Youssouf y por último pateó el balón con pierna izquierda al rincón izquierdo del portero africano.

Valanta, valiente
Valanta, valiente

Corrió a celebrar con los brazos abiertos. Valanta le daba el cuarto empate consecutivo a Panamá en un partido de debut en un Mundial Sub-20. En 2007 y 2011 se había igualado sin goles contra Corea del Norte y Austria, respectivamente, y en 2015 se había igualado 2-2 con Argentina.

Valanta reconoció al final del partido que se sentía contento con el gol, pero a la vez fue autocrítico.

Panamá enfrenta el próximo martes a Francia, que ayer derrotó 2-0 a Arabia Saudita y es el líder del grupo E.

Valanta, valiente
Valanta, valiente

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL