BALONCESTO

Villanova y Michigan, en la final colegial

Villanova atinó una andanada de triples ante un equipo de prosapia para instalarse en la final del básquetbol colegial. Michigan llegó al gran partido poniendo fin a un cuento de hadas.

Y el desenlace de la “Locura de Marzo” pinta bien.

Pese a una serie de sorpresas en el torneo de la NCAA, todo se redujo a una final que no era tan difícil de predecir. Villanova y su escuadrón de expertos en el disparo largo se medirán a Michigan y su mordelona defensiva hoy lunes en el Alamodome.

Los Wildcats (35-4) convirtieron en un duelo desigual una de las semifinales disputadas el sábado. Embocaron triples como si estuvieran en una práctica, para aplastar 95-79 a Kansas, otro preclasificado número uno.

Villanova impuso un récord del Final Four, con 18 triples atinados en 40 intentos. Así, nunca estuvo en duda que llegaría al duelo por el título por segunda vez en tres temporadas.

“Esto ocurre cuando eres un equipo que dispara bien y cuando comienzas así”, valoró el entrenador de Villanova, Jay Wright. “Esto es duro para Kansas. Es difícil remontar”.

Los Wolverines (33-7 y terceros preclasificados) tuvieron un poco más de complicaciones ante la sorpresa de la campaña. Sobrevivieron a una tensa primera mitad para doblegar al fin a Loyola-Chicago, por 69-57.

Michigan llegará a la final con una racha de 14 victorias consecutivas, la más prolongada en la nación.

Edición Impresa