crisis

El vetado béisbol de Venezuela

El vetado béisbol de Venezuela
Estadio Universitario. AFP

El veto de las Grandes Ligas tras las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela cambió el mapa del béisbol del país, escenario tradicional de prometedores prospectos.

Veteranos con pasado en las Mayores ponen jerarquía a la temporada 2019-2020, cuya fase regular cruzó su ecuador con Cardenales de Lara y Águilas del Zulia liderando. 'Bigleaguers' de la casa y peloteros estadounidenses, luego de ser por décadas base de la importación de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), son excepción.

Wilfredo Tovar, que jugó este año con los Angelinos de Los Ángeles, se preparaba para unirse a los Leones del Caracas cuando se enteró de que Major League Baseball (MLB) prohibía a peloteros de sus organizaciones competir en la LVBP.

Había vivido su “mejor experiencia” al regresar a las Mayores después de pasar por los Mets de Nueva York en 2013 y 2014. “Compartir con Mike Trout, con (Albert) Pujols, me ha ayudado mucho (...).”, contó a AFP el campocorto de 28 años.

En el Caracas encontró nuevo mánager, Harry Guánchez, y a varios jugadores con limitada experiencia en campañas previas. “Al principio no fue fácil (...). Les dije: soy humano, soy pelotero igual que ustedes”.

Jesús Sucre, con Caribes de Anzoátegui tras militar con los Orioles de Baltimore, es otra rareza.

Tovar y Sucre son agentes libres, y si consiguen nuevos contratos, dejarían la LVBP. Un centenar de venezolanos jugó en las Grandes Ligas en 2019 y más de 1.800 en el resto de las categorías del sistema de la MLB.

Yohan Pino, tetracampeón de la LVBP, lanzó con Mellizos de Minnesota y Reales de Kansas City en 2014 y 2015. El pelotero de 35 años actúa con los Navegantes del Magallanes.

Jugadores como Pino, Ronny Cedeño (Magallanes), Niuman Romero, René Reyes (Caribes) y Arcenio León (Águilas del Zulia) comparten perfil: viejas pasantías grandeligas y categoría probada en Venezuela.

Debido a la grave crisis económica del país petrolero, donde el béisbol es rey, la fase regular fue recortada de 63 a 42 juegos por equipo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL