BOXEO

Los cinco pasos para volver al ‘ring’

Los cinco pasos para volver al ‘ring’
AFP

La industria del boxeo ha recibido un duro golpe de parte de la Covid-19, una enfermedad respiratoria aguda que se detectó en diciembre pasado en China y que se ha propagado por el mundo.

Temas tales como la inducción al Salón de la Fama, programada para este año, y la defensa del campeón pesado, el británico Anthony Joshua, han tenido que ceder ante la pandemia.

El programa de exaltación de la clase de 2020 fue movida para 2021, y ahora se llevará a cabo en la misma ceremonia que la del próximo año. Además, Joshua tuvo que postergar su defensa obligatoria contra Kubrat Pulev, que estaba programada para el próximo 20 de junio en Londres.

El boxeo ha estado en pausa desde mediados de marzo, cuando la pandemia del nuevo coronavirus estalló con toda su fuerza. El 11 de ese mes en tierras panameñas, Pandeportes anunció la suspensión de toda actividad deportiva en sus coliseos, regla que se mantiene vigente hasta hoy.

Ante tal panorama, el Comité de Asesoría Médica de la Asociación Mundial de Boxeo elaboró un documento en el que se plantean recomendaciones de salud y seguridad para el pronto retorno a los entrenamientos y eventos de boxeo. Por el momento, la mejor opción son las actividades a puertas cerradas.

El informe, de 19 páginas, se denomina ‘Las 5 fases para el regreso al ring’ y contempla los distintos protocolos que pueden utilizar los boxeadores, árbitros y entrenadores en la fase de entrenamiento hasta el combate.

La documentación se elaboró con la finalidad de apoyar a este deporte en el camino hacia un retorno a través de la planificación, evaluación y gestión de la ejecución de cada fase.

Disposiciones de la AMB

Las actividades deportivas en Panamá fueron suspendidas desde el pasado 11 de marzo.

La Comisión Médica de la AMB elaboró un protocolo de 19 páginas para el retorno pronto y seguro del boxeo.

Un boxeador debería pasar un periodo de cuarentena de 14 días antes de participar en un evento.

Etapas

La primera fase tiene que ver con el entrenamiento del atleta en aislamiento. En esta etapa prevalece la higiene y protección personal.

Los boxeadores deben entrenar en casa o en aislamiento, siguiendo el dictamen de la Comisión Nacional o Estatal de ‘Quédate en casa’.

El segundo paso es dedicado al entrenamiento con instructor. Los boxeadores y entrenadores deben mantenerse a una distancia de seis pies, para evitar el contacto físico; no deben compartir su equipo personal (guantes, toallas, botellas de agua) y deben ser constantes en el lavado de manos, ya sea con jabón o gel alcoholado.

Se recomienda que el entrenamiento de contacto solo debe reanudarse si el boxeador/equipo y el entrenador han sido sometidos a pruebas y no muestran síntomas del virus.

Además, los entrenadores deben usar una máscara facial protectora y trabajar a 12 pies de distancia, porque durante la respiración fuerte, el virus puede viajar más allá de la conversación de una persona.

Punto tres

El punto tres es para el entrenamiento en instalaciones públicas. Esta fase va directamente ligada a que se hayan levantado las restricciones y se permita el regreso a las instalaciones de capacitación y a los gimnasios, de parte de las autoridades de salud y seguridad.

En esta fase se dan a conocer una serie de consideraciones para mantener un ambiente de entrenamiento higiénico, entre ellas: existir un programa diario de limpieza y desinfección rutinaria de todos los equipos, pisos, mostradores, manijas, baños, duchas y áreas comunes.

Además, se debe tener disponible un desinfectante de manos a la entrada y salida de todas las áreas de alto tráfico y espacios públicos.

El Comité Médico de la AMB no respalda eventos en este momento, puesto que la confiabilidad de los protocolos de prueba para la Covid-19 no son concluyentes en la actualidad.

Paso cuatro

La documentación también sugiere los pasos a seguir para eventos a puertas cerradas. En el paso cuatro se destaca que el número de participantes se debe limitar a 15 personas, esto para mantener el distanciamiento del personal en la arena, que debe incluir a representantes de la Comisión, dos boxeadores, esquinas, el árbitro, tres jueces, médicos, e inspectores.

También se debe contemplar al servicio de emergencia, anunciador, cronometrador y equipo de cámara. Si se trata de un evento de campeonato, entonces un supervisor designado por la AMB y un oficial de control del dopaje

Se pide limpiar y desinfectar el ring y las cuerdas antes, después y entre los combates. El árbitro debe usar guantes, una máscara facial y un protector contra salpicaduras.

Cualquiera que reciba las tarjetas de puntuación debe usar guantes y deben existir bolsas grandes desechables que se usarán en el cuadrilátero para remover toallas, guantes, envolturas, etc. después del evento.

La Comisión debe supervisar y hacer cumplir el uso adecuado de las máscaras de protección en la zona del ring. Todos los participantes en el evento deben tener su temperatura registrada en el hotel y diariamente hasta la fecha del evento, entre otras.

Punto cinco

Por último, la AMB no recomienda, por el momento, eventos con espectadores en vivo. De ser requerido por la Comisión local, los boxeadores con todo su equipo de trabajo deben hacer una auto-cuarentena por 14 días antes de un evento. “Los eventos con espectadores en vivo no deben tener lugar en un ambiente de amenaza de pandemia”, cita el informe.

El documento, elaborado por un grupo de médicos entre los que se incluye al panameño Saúl Saucedo, da otras recomendaciones a los árbitros. Les piden que no acepten ninguna asignación si tienen alguna preocupación sobre si las medidas de seguridad e instalaciones son adecuadas.

Edición Impresa