MIRELLYS EYSSERIC

Una luchadora con objetivos

Una luchadora con objetivos
Desde hace cinco años, ama la lucha olímpica.

Hace cinco años, cuando Mirellys Paola Eysseric Saldaña estudiaba en el colegio Félix Olivares, sin conocer lo que era la lucha olímpica, se vio atraída por esta disciplina deportiva desconocida para ella.

Tras varios años en este deportes, ella ahora se enfoca en ir paso a paso y seguir el ciclo olímpico para llegar a las Olimpiadas, además de cumplir con la parte educativa y profesional.

“El profesor Antonio González me propuso que entrenara y así me envolvió en este deporte”, dijo Eysseric Saldaña. Luego quedó entrenando de la mano de César Herrera hasta la actualidad.

La atleta recordó que entrenaba en la mañana en el gimnasio La Basita, ya que asistía en el horario de la tarde al colegio. “Fue así que me fui adecuando a manejar estudios con lo deportivo”, sostuvo.

Una de las cosas más difíciles para Mirellys fue combinar su vida deportiva con la estudiantil. “El entrenar, trabajar y estudiar es sumamente difícil, pero no imposible”, resaltó.

“El deporte de la lucha olímpica no todos lo conocen ni lo ven de manera atractiva para las mujeres, pero en mi caso, he podido contar con el apoyo de mi madre siempre, es muy exigente, siempre está aconsejándome que estudie para que sea una profesional y, como todas las madres, me dice que primero son los estudios”, destacó la atleta.

La joven desea obtener el título de psicóloga con especialización en lo deportivo. Actualmente, está en segundo año de la carrera. “El manejo de lo mental es la parte primordial de todo atleta para desarrollarse, para enfrentar los entrenamientos y competencias”, adujo.

Para la atleta, lo ideal es que cada equipo y atleta tenga a su servicio un psicólogo deportivo. Para ella, su entrenador es también su psicólogo. “Me dialoga, colabora, me ayuda en lograr el estado óptimo mental”.

Aunque a veces Eysseric Saldaña no ha sacado los resultados que desea y se siente decepcionada, no ha pensado en abandonar la lucha.

“Poco a poco he ido creciendo, mentalmente sé que estoy madurando, avanzando un poco más. Veo cosas que antes no, a tal punto que si hoy me enfrentara en iguales condiciones físico-atléticas a mí misma; la de dos años atrás, definitivamente me vencería”, explicó.

La mayor decepción para Eysseric Saldaña en un combate fue cuando perdió ante una brasileña en un torneo internacional. Mientras que su mejor actuación ha sido en Guatemala, tras vencer a una salvadoreña.

Entre sus logros están un subcampeonato Centroamericano Cadete 1, un segundo lugar en el Festival deportivo de la mujer en República Dominicana en el año 2015 y otro segundo lugar en la Copa Dave Shultz, en Colorado Springs, EU, en el año 2016.

Además, campeona nacional mayor “3” con el primer lugar en los años 2015, 2016, 2017.

DIFICULTAD

La chiricana aceptó que no existen muchas luchadoras para entrenar, por ello lo hace con compañeros y compañeras, que son pocas, y por eso le toca entrenar con hombres. Lo bueno es que “son más fuertes y eso beneficia mis intereses”, aseguró.

“Uno de mis sueños grupales es que los gobiernos nos doten de un gimnasio exclusivo para desarrollar la lucha olímpica, y dar con ello a conocer que aquí en Chiriquí se puede entrenar, que estas disciplinas tienen como muchas su ciclo olímpico y así poder competir en unas Olimpiadas”, dijo.

Edición Impresa