LA COLUMNA DEL EQUIPO EN 12 AÑOS

Los seis mosqueteros

Los seis mosqueteros
Foto de la Copa Oro de 2011 en Washington, en donde aparecen los seis jugadores. De pie, de izquierda a derecha: Gabriel Gómez, R

En el año 2005 comenzó la historia para cinco de los seis grandes de la selección nacional que el martes consiguieron su primera clasificación para un Mundial: Jaime Penedo, Felipe Baloy, Gabriel Gómez, Román Torres y Luis Tejada. Un año después se unió Blas Pérez.

Los seis son la voz de la experiencia de este grupo al que con cariño la gente llamó con el mote de los “viejitos” de la selección.

De estos seis jugadores se puede decir que Penedo, Baloy, Gavilán, Blas y Tejada construyeron la base de lo que fue la selección en estos últimos 12 años, y que Román Torres, sin ser viejo ni joven con sus 31 años, fue el que la heredó, el que tomó la última posta de este relevo de seis, y terminó siendo la figura de la selección para Rusia 2018.

Más adelante se fueron sumando Adolfo Machado, Armando Cooper, Aníbal Godoy, Eric Davis, Alberto Quintero, Gaby Torres y José Calderón, por citar solo a estos siete que le dieron fuerza al equipo en su largo peregrinaje de 12 años, que había comenzado con el subcampeonato en la Copa Oro 2005.

Por eso, para hablar hoy de la selección de Panamá, habrá que comenzar por estos seis jugadores. Los seis nunca más se bajaron del carro de la selección a pesar de las críticas de que fueron objeto.

Los seis lloraron las dos últimas eliminatorias, que fueron toda una pesadilla; algunos se preguntaban si habrían podido resistir un tercer descalabro.

“La tercera fue la vencida”, sentenció después del partido el delantero Blas Pérez, que ahora dice que ya podrá retirarse por la puerta delantera, como se despiden los grandes.

Los seis fueron la base y el nervio motor del Ferrari de la selección nacional, que con la inyección de Machado y otros más, se hizo fuerte.

Siempre se dice que para armar un buen equipo se comienza desde atrás, con un buen portero, un buen defensa, un volante y un delantero. Los seis llenaron a cabalidad esas plazas de trabajo.

SAN PENEDO

El portero de 36 años se ganó el mote de san Penedo por su buena actuación en la Copa Oro 2005, cuando fue escogido como el mejor portero del torneo. Más adelante se apoderó de la portería y en las pocas veces que no pudo estar por lesión, la gente lanzaba un grito al aire.

Ser el mejor portero de la Copa Oro 2005 le sirvió de trampolín para jugar en el exterior. Su presencia en la selección siempre fue sinónimo de seguridad. Es uno de los jugadores más apreciados por la afición panameña.

Con más de cien partidos en la selección, hoy a sus 36 años de edad, sigue dando esa cuota de confianza al equipo y a su entrenador, por eso es común que antes de un partido se pueda asegurar que Panamá va a salir con Penedo y 10 más.

BALOY

Los seis mosqueteros
Foto de la Copa Oro de 2011 en Washington, en donde aparecen los seis jugadores. De pie, de izquierda a derecha: Gabriel Gómez, R

Felipe Baloy, por su parte, se mantiene activo en la selección a sus 36 años. En la Copa de 2005 fue incluido en el equipo ideal de ese torneo.

El torneo de la Concacaf le sirvió para jugar en el exterior en la mejores ligas de América.

Como central, fue el hombre de la seguridad, un jugador fuerte y de respeto, pero con el paso de los años las lesiones le pasaron factura.

Durante la era del Bolillo Gómez estuvo en los dos primeros partidos, pero después se ausentó por un largo tiempo hasta volver a ser llamado a mediados de 2015.

El pasado viernes contra Estados Unidos tuvo un mal partido, en el que lució lento, y esto provocó una ola de críticas, pero como sea, el nombre de Baloy tiene un sitial especial en la delegación de la actual selección nacional que clasificó a Rusia 2018.

EL GAVILÁN

Los seis mosqueteros
Foto de la Copa Oro de 2011 en Washington, en donde aparecen los seis jugadores. De pie, de izquierda a derecha: Gabriel Gómez, R

Gabriel Gavilán Gómez, el segundo más joven de los llamados “viejitos”, con 33 años, es otro de los jugadores con más de 100 partidos. Estuvo en todos los procesos de la selecciones y es uno de los legionarios que más tiempo lleva en el exterior.

Tuvo la particularidad de formar parte de la primera selección que clasificó al Mundial Sub-20 de Emiratos Árabes Unidos en 2003.

Desde los tiempos del técnico José Cheché Hernández, ha formado parte de todos los procesos de la selección. Volante de marca, siempre ha sido llamado para que ocupe ese espacio en la cancha.

Con los años, Gavilán ha sido blanco de muchas críticas y ha pasado a formar parte de los jugadores menos queridos. Cuando se pierde, uno de los llamados culpables es el hoy jugador del Atlético Bucaramanga, pero a pesar de todo siempre ha sido de la confianza de los entrenadores.

Algunas veces incluso Gavilán pensó en retirarse de la selección.

Hoy es otro de los jugadores que suman más de 100 partidos con la selección y uno de los que más minutos lleva con el equipo nacional.

MATADOR TEJADA

Luis Matador Tejada es uno de los goleadores del combinado nacional de todos los tiempos. En las 11 eliminatorias es el que más goles tiene, con un número de 13.

A sus 35 años la viene rompiendo en el fútbol peruano, en el Universitario.

Tejada fue escogido como el jugador más valioso de la Copa Oro 2005 y hoy todavía es un referente del fútbol panameño.

En el partido del martes asistió de cabeza para el gol de Román Torres.

RATÓN PÉREZ

Blas Pérez, con 36 años de edad, es otro de los referentes del fútbol panameño.

No estuvo en la Copa Oro 2005, pero una vez que pasó a formar parte de la selección en 2006, no la dejó más.

Es el tercer mejor goleador de Panamá en las 11 eliminatorias, con 10 u 11 goles (si se le dio el gol ante Costa Rica).

Su gran virtud es la fuerza y el sacrificio, con lo cual compensa sus 36 años.

ROMÁN, EL HÉROE

A sus 19 años, Román Torres tuvo minutos contra Sudáfrica en la Copa Oro 2005. Venía de jugar en el Mundial Sub-20 de Holanda.

Poco a poco se fue ganando un espacio en la selección y al final terminó siendo uno de sus caudillos.

Se ganó un nombre en el exterior y comenzó a ser la figura en la selección. No estuvo en la Copa América por una lesión, pero al final terminó siendo la figura y el jugador que marcó el gol que nos dio la primera clasificación al Mundial en Rusia 2018.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL