BéISBOL

Un reto grande para Javy Guerra

Un reto grande para Javy Guerra
Un reto grande para Javy Guerra

Hay dos eventos que todo pelotero que sube a las Grandes Ligas nunca olvida.

Uno es el llamado al big show y el otro es el primer hit.

Ambos momentos para Javier Guerra, el panameño número 60 en jugar en la gran carpa, tienen su curiosidad.

Guerra, un campo corto que pertenece a la organización de los Padres de San Diego, tomó su primer turno en las mayores en un encuentro en que los lanzadores de los Dodgers se combinaron para tirar un no hitter, hecho que solo ha ocurrido en 12 ocasiones en la historia de las Grandes Ligas.

Los Padres perdieron por 4-0 ante los Dodgers y Guerra contó lo especial que fue debutar en ese encuentro, que se disputó el pasado mes de mayo.

“Fue una bonita experiencia”, dijo Guerra.

“El poder sentirme Grandes Ligas, fue una bendición”, agregó el pelotero de 23 años de edad.

“Pienso que la liga sería mejor con dos o tres equipos más. Si meten a Metro a completar el Probeis, por qué no meter al campeón del mayor, para que la liga sea más competitiva”.


Javy Guerra

Cuatro meses más tarde, Guerra volvió a decir presente en las mayores, ahora ante una persona que conocía muy bien.

En el montículo lo esperaba su amigo, el también panameño Ariel Jurado, abridor de los Rangers de Texas, a quien le iba a conectar su primer hit.

“Ese día me tocó contra un gran amigo, cosa que nunca me esperaba, pero así es el béisbol”, expresó el chiricano.

En total, Guerra vio acción en 13 partidos en su primer año en la gran carpa y terminó con promedio de bateo de .125, con 2 imparables y 2 carreras anotadas en 16 turnos oficiales.

El bateador izquierdo viene de jugar en la Liga Profesional de Béisbol de Panamá (Probeis), en la que defendió los colores de los Bravos de Oeste.

Guerra tomó un momento antes de disputar su último partido de la temporada con los Bravos en el estadio Rod Carew para dejar en claro su meta para 2019.

“La gran meta es tratar de hacer el equipo de los Padres para la próxima temporada”, destacó.

No es ningún secreto la necesidad de San Diego de contar con un campo corto titular para la próxima temporada.

Freddy Galvis, el shortstop titular en la pasada campaña, es agente libre y existen dudas de si va a regresar con San Diego.

Eso deja a Guerra y Greg García como los únicos campo cortos en el equipo por el momento.

Esa posibilidad mantiene motivado al panameño, quien mencionó estar listo para darlo todo para cuando arranque el campamento primaveral en el mes de febrero.

“Nadie me va a regalar nada, eso lo sé”, dijo Guerra.

“Tengo que estar bien concentrado, tratar siempre de dar un extra y tratar de buscar la mínima oportunidad, no tiene que ser en la posición de shortstop, ya que también puedo jugar cualquiera posición”.

Pero para tener posibilidad de subir con los Padres, el también tercera base reconoció que debe mejorar a la ofensiva.

Guerra aprovechó su tiempo en Probeis para trabajar en su bateo y para obtener mayor confianza.

El próximo paso será tomarse unos días para estar con su familia, antes de presentarse al spring training en el mes de febrero con los Padres.

“Ya a mediados de enero debo estar metiéndome de lleno en máxima concentración, entrenando, preparando mi cuerpo para estar saludable para el spring training”, puntualizó.

Edición Impresa