ATLETISMO

Un sacrificio que equivale a centímetros

Un sacrificio que equivale a centímetros
Un sacrificio que equivale a centímetros

Hace un año, Nathalee Aranda luchaba con dos escenarios que complicaban su futuro en el atletismo.

Uno era una lesión y el otro el deseo de emigrar al extranjero para mejorar su rendimiento en el salto largo, que no llegaba.

Ahora, todo eso cambió.

Aranda ya tiene dos meses de estar entrenando en Birmingham, Inglaterra, bajo la mirada de su entrenador inglés, Edward King, firme en mejorar su marca personal para llegar con buenas posibilidades a los próximos Juegos Panamericanos de Lima, Perú.

La doble medallista de oro en los pasados Juegos Bolivarianos y Juegos Centroamericanos en 2017 señaló vía telefónica que en estos momentos se encuentra trabajando en la velocidad y técnica de su salto.

“Estamos en el reto: 20 centímetros”, dijo Aranda.

“Mi marca personal es 6.60 metros, busco los 6.80”, explicó la joven atleta de 23 años de edad.

Dicha marca la consiguió de forma inesperada en los Juegos Suramericanos, que se celebraron el año pasado en Cochabamba, Bolivia, solo meses después de superar su lesión.

“Para mí ese salto fue una emoción única”, expresó.

“Venía saliendo de la lesión, no me sentía en confianza conmigo misma, pero al ver que logré eso, ahora estoy sumamente segura de que puedo lograr más”, detalló.

Ese brinco de 6.60 en tierras bolivianas, más allá de darle la medalla de bronce, estableció un nuevo récord nacional para mujeres en el salto de longitud.

La colonense se prepara para Lima

Su salto de 6.60 metros es récord nacional. Ganó tres medallas de oro en 2017. Una en los Centroamericanos de atletismo en Honduras, después en los Bolivarianos en Colombia y otra presea dorada en los Juegos Centroamericanos de Nicaragua.



La prima del medallista de oro olímpico Irving Saladino señaló que en estos momentos se encuentra entrenando todas las mañanas de lunes a viernes en el Centro de Alto Rendimiento en Birmingham, enfocada en conseguir esos 20 centímetros, ya que dicha marca también le podría abrir las puertas para participar en el Campeonato Mundial de Atletismo en Doha.

“Es algo mínimo, pero a la vez tan difícil de conseguir y para eso estoy trabajando”.

Para tener una idea de qué significa un salto de 6.80, dicha marca hubiese significado una medalla de plata en los pasados Panamericanos de Toronto 2015 y la colombiana Caterine Ibargüen ganó el oro en los recientes Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla con un salto de 6.83 metros.

Al consultarle sobre el apoyo que ha estado recibiendo del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes), mencionó que tuvo que utilizar de sus propios medios para poder costearse el viaje a Inglaterra

“Por el problema de Pandeportes, que no podía salir el dinero para venir acá, tuve que venir con mis propios recursos”.


Nathalee Aranda

.

 

“Por el problema de Pandeportes, que no podía salir el dinero para venir acá, tuve que venir con mis propios recursos”, indicó.

Aranda mencionó que los directivos le prometieron que una vez estuviesen disponibles los cheques, la iban a ayudar con el dinero.

Un sacrificio que equivale a centímetros
Un sacrificio que equivale a centímetros

Solo el mes pasado, la Federación Panameña de Atletismo la eligió como la atleta femenina del año, en una noticia que confesó que no tenía ni idea.

“No sabía, ¡wow!, eso me pone muy feliz”, dijo de forma sorprendida.

A seis meses de que arranquen los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, el próximo 26 de julio, la espigada atleta de la provincia de Colón reiteró su deseo de poder colgarse una nueva medalla.

“Todos queremos ganar el oro, pero más que el oro es poder mejorar mi marca personal”, aclaró.

“Estando acá tengo mejor oportunidad de seguir mejorando como atleta, mejorar mi rendimiento y así poder hacer un excelente papel”, destacó.

Edición Impresa