BALONCESTO

El sueño sigue vivo

El sueño sigue vivo
El sueño sigue vivo

El sueño mundialista todavía sigue vivo para la selección de baloncesto de Panamá.

Los de rojo hicieron respetar la casa anoche al superar a México de principio a fin por marcador de 76 a 65 en el tercer partido de la segunda ronda clasificatoria al Mundial de China 2019.

Javier Carter fue la máximo figura por el quinteto panameño, con 18 puntos y 9 rebotes.

Ahora Panamá deberá vencer este domingo a Puerto Rico en otro partido de ganar o ganar en la Arena Roberto Durán.

La victoria es el único resultado que le sirve a un quinteto nacional que sueña con regresar a una Copa del Mundo de baloncesto, 12 años después de su última participación en Japón 2006.

Con la victoria ayer, Panamá eliminó a México, que cayó al último lugar con marca de 3-6, y apunta al último cupo que da la zona como el mejor cuarto lugar de los dos grupos.

El equipo panameño se ubica en la quinta posición del Grupo E con marca de 4-5.

Los dirigidos por el técnico español Manuel Hussain deberán vencer a los puertorriqueños que son cuartos en el Grupo E con récord de 5-4 en otro partido de vida o muerte.

Puerto Rico viene de caer anoche como visitante ante Uruguay por 64-62.

Argentina superó anoche en casa a Estados Unidos por 80-63. Ambos quintetos están casi que ya clasificados al Mundial de China 2019 al ubicarse en la primera y segunda posición.

Después le sigue Uruguay (6-3), que también está cerca de sellar su boleto mundialiasta, a falta de tres partidos para que concluyan las eliminatorias.

Triunfo dominante

El quinteto nacional arrancó el encuentro con una ventaja de 12-3 en el primer cuarto, apoyado en un dominante Carter, que lo hizo todo, anotando con tiros de tres puntos y aportando con bloqueos en el área pintada.

La poca presencia de público en la Arena Robero Durán vio como Panamá se fue arriba por 38 a 28 al medio tiempo.

Los mexicanos, que también necesitaban ganar para mantenerse con vida, recortaron en el tercer período, gracias a los tiros de media distancia de Alex Pérez, quien terminó con 18 tantos.

Pero fue aquí que aparecieron Tony Bishop y Trevor Gaskins para cargar con la ofensiva panameña.

Bishop terminó con 14 puntos y 7 rebotes, mientras que Gaskins aportó varias canastas claves en la segunda mitad, para concluir con otros 14 tantos.

Panamá terminó el partido con cuatro jugadores superando los doble dígitos en una dominante actuación en la que los mexicanos se acercaron a cinco puntos en el tercer período, por 59-54.

Ernesto Oglivie también se destacó por el equipo panameño, con otras 14 unidades y 10 rebotes.

La escuadra mexicana terminó extrañando a sus mejores hombres en Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, dos jugadores claves con experiencia en la NBA, que no pudieron viajar al encontrarse con sus equipos en Europa.

Pero no hay duda de que el hombre de la noche fue Carter, quien terminó el partido con un espectacular donqueo para poner el punto final en la victoria clave de Panamá.

Edición Impresa