A FAVOR

La tierra de los dirigentes fotogénicos y atletas ignorados

Tristeza y enojo a la vez. Eso es lo que siento cuando veo a nuestros atletas trabajando con las uñas bajo el fuerte sol, mientras las auditorías revelan el despilfarro millonario que ocurrió hace poco en las oficinas del Instituto Panameño de Deportes.

Para las fotos de los ganadores siempre están. Pero en el camino al éxito qué va. Historias como la de Aranda muestran que para triunfar y dar ese siguiente paso solo sirve emigrar. Solo vayan a Coclé y miren dónde entrena Ángela González, un futuro prometedor que solo pide por una oportunidad.

Edición Impresa