DEUDA

Acreedores aumentan asedio sobre Citgo

Acreedores aumentan asedio sobre Citgo
Acreedores aumentan asedio sobre Citgo

Citgo, la filial de la petrolera estatal venezolana Pdvsa en Estados Unidos, que fue desvinculada de su matriz por las sanciones estadounidenses contra el gobierno de Nicolás Maduro y entregada a la oposición, está en jaque por acreedores de la deuda de Caracas que podrían confiscarla.

La petrolera con sede en Houston era un activo clave para la economía venezolana que le permitía vender crudo al mercado estadounidense y también actuaba como un intermediario ante el sistema financiero como garantía de la deuda.

Antes de las sanciones impuestas en enero por el gobierno de Donald Trump, Pdvsa exportaba diariamente 500 mil barriles de petróleo para ser procesados por Citgo, que tiene refinerías y estaciones de servicio en Estados Unidos.

Desde febrero, Citgo está dirigida por una junta designada por el líder opositor Juan Guaidó, que es reconocido por Estados Unidos y más de 50 países como presidente interino de Venezuela por considerar que el segundo mandato de Maduro es ilegítimo.

Citgo está en riesgo también por fallos judiciales adversos a Venezuela. El 30 de julio un tribunal estadounidense determinó que la minera canadiense Crystallex podrá confiscar acciones de Citgo para compensarse por la estatización en 2011 de una mina en Venezuela. En marzo, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial determinó que Venezuela deberá pagar unos $8 mil 700 millones a la petrolera ConocoPhillips por su expropiación en 2007.

Edición Impresa