PRECIOS DE FLETES

Agricultores, los mayores perdedores tras huelga en Brasil

Los agricultores brasileños de granos que apoyaron la huelga nacional de camioneros ahora podrían pagar más del doble para que sus cosechas se entreguen por carretera a los puertos, el coste más alto entre las industrias que lidian con la convulsión de los precios de fletes.

La agitación laboral, que paralizó la economía del país durante 10 días, finalizó el 30 de mayo, después de que el Gobierno cumpliera con las demandas de los conductores, incluido el recorte de los precios del diésel y el establecimiento de precios mínimos para el transporte por carretera.

Si bien los agricultores pueden beneficiarse de un diésel más barato, se espera que la nueva base de precios para el transporte de mercancías eleve los gastos de transporte en todas las industrias, y es probable que la agricultura sufra el mayor impacto. La regulación podría aumentar los costes de transporte de granos en hasta un 150% respecto a los niveles actuales.

Edición Impresa