FINANZAS

Austeridad de Alemania genera colchón fiscal

Austeridad de Alemania genera colchón fiscal
Austeridad de Alemania genera colchón fiscal

Alemania se apega a presupuestos equilibrados y ambiciosos objetivos de deuda pese a la desaceleración del crecimiento, creando un colchón fiscal cada vez mayor en caso de que se produzca una crisis económica.

Se proyecta que la mayor economía de Europa reduzca su deuda pública al 51% del producto interno bruto para 2023 frente al más de 75% de hace solo cinco años, según proyecciones presupuestarias, incluida la propuesta de 2020, presentada el miércoles en Berlín. La deuda de este año caerá dentro de la directriz establecida por la UE de 60% del PIB por primera vez en 17 años.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, se ciñe al objetivo presupuestario de déficit cero pese a un agujero de ingresos proyectados de $7,742 millones para el próximo año, debido en gran parte a la desaceleración de la actividad económica.

La manufactura alemana se contrajo por quinto mes consecutivo en junio y el Bundesbank recortó su pronóstico de expansión del PIB para este año de 1.6% a 0.6%.

Las tasas de interés más bajas ayudaron a equilibrar el presupuesto, reduciendo los costos de servicio de deuda. Esto otorga a la canciller Angela Merkel un margen considerable para aumentar el gasto en los tiempos malos. El Fondo Monetario Internacional y el Gobierno de Estados Unidos han instado a Alemania a meter la mano al bolsillo para dar impulso al crecimiento económico. Scholz y su equipo argumentan que las inversiones ya crecientes aumentarán otro 30% en los próximos cuatro años. “Ningún gobierno ha invertido más que este”, afirmó Scholz en una conferencia de prensa en Berlín.

Edición Impresa