RESULTADOS

Beneficio neto de los bancos sube a $808 millones

Beneficio neto de los bancos sube a $808 millones
Beneficio neto de los bancos sube a $808 millones

Los bancos que operan en el centro bancario internacional obtuvieron un beneficio neto de $808 millones entre enero y mayo, cifra que representa un aumento de 6.5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, informó la Superintendencia de Bancos de Panamá.

Los ingresos de operaciones subieron 4.6% hasta $2,080 millones, un ritmo ligeramente superior al de los gastos generales, que aumentaron 4.4% hasta $1,079 millones. El gasto en provisiones, mientras tanto, se redujo 1.2%.

Los bancos que tienen operaciones locales, agrupados en el denominado sistema bancario nacional, obtuvieron una utilidad neta de $627 millones, un 6.7% más que en el periodo enero-mayo de 2017.

La Superintendencia de Bancos de Panamá señaló que “el aumento de la utilidad neta es producto de incrementos en los rendimientos sobre activos productivos, como es el caso de los títulos valores... y la cartera crediticia, sustentada en el sector de personas”.

Depósitos, a la baja

Los depósitos del centro bancario internacional cayeron en $1,208 millones al mes de mayo. En el sistema nacional, la caída fue más leve, de $83 millones. Los internos representan el 71% del total de sistema bancario nacional.



El sistema bancario nacional tenía al cierre de mayo $99,859 millones en activos, $1,048 millones o 1.1% más que el año anterior.

La cartera crediticia total aumentó 3%, hasta $65,715 millones. Solamente el crédito doméstico al sector privado ascendió 5.9%, impulsado por la banca de personas, especialmente en el sector hipotecario (que creció 7.5% para totalizar $16,431 millones) y los préstamos personales (que aumentaron 9.5% hasta $11,577 millones).

La cartera de construcción registró un leve crecimiento de 1.1%, mientras que la comercial decreció 1.3% hasta $11,154 millones.

La morosidad representa el 3.3% del total de la cartera, un nivel similar al ejercicio anterior. El regulador señaló que la cartera vencida tiene provisiones de alrededor del 95% y que “los componentes con morosidad relevante son sectores que cuentan con garantías reales que respaldan dichos créditos”.

Además, el hecho de que la expansión del nivel de créditos de los bancos no se haya traducido en un deterioro relevante de la cartera de crédito, “sugiere que las entidades de intermediación financiera han realizado una adecuada gestión de otorgamiento de crédito”, señala la Superintendencia.

Edición Impresa