VíA AMPLIADA

Canal navega con viento a favor

Canal navega con viento a favor
Canal navega con viento a favor

El cierre fiscal del Canal de Panamá indica varios aspectos trascendentales para la ruta comercial y para el país. Las variantes más importantes son la cantidad de barcos que transitan, las toneladas de carga que transportan y cómo estas se reflejan en los ingresos totales de la ruta.

+info

Aumenta la demanda de buques con gas natural licuado para transitar el CanalEl Canal de Panamá requiere reservorio extra de agua

A septiembre de 2018, mes que marca el cierre del año fiscal, el Canal había logrado ingresos totales por $3 mil 171 millones.

Si este monto se compara con las cifras de hace un año, se estaría frente a un alza de $319 millones, tomando en cuenta que en 2017 la cifra global de ingresos fue de $2 mil 852 millones, según los últimos estados financieros auditados de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Por ahora, el alza en los ingresos de un año contra otro sigue siendo preliminar. Así se mantendrá hasta que las cifras pasen por el tamiz de los auditores, que deben validar el trabajo que durante todo el año hizo la administración del activo más importante del país. La vía acuática y toda su derrama económica es responsable del 70% de la economía panameña.

“Todos nuestros colaboradores han hecho de este un año extraordinario”.


Jorge Luis Quijano
Administrador del Canal.

Como es conocido, el ingreso más importante del Canal es el que se obtiene a través de los peajes que pagan los barcos que transitan por el cauce.

En este renglón se rebasó la expectativa expresada en el presupuesto. (Ver gráfica).

La vía, además, alimenta sus finanzas con los ingresos de dos importantes unidades de negocios: la venta de agua y energía.

En estos dos últimos renglones los ingresos fueron menores a los proyectados.

En el caso de la energía, el hecho de que hayan entrado nuevos agentes al mercado eléctrico nacional limitó la producción originalmente programada por el Canal.

En tanto, durante cuatro meses, la venta de agua en bloque al Instituto de Acueductos y Alcantarillados se registró con una tarifa menor a la presupuestada.

En el balance, el desempeño operativo del Canal es un hit frente al escenario doméstico de otros sectores que muestran un descenso en sus actividades y representan un lastre para el crecimiento económico.

Por ahora, se desconoce la cifra definitiva que el Canal entregará en aportes directos al Estado.

Canal navega con viento a favor
Canal navega con viento a favor

Esto suele definirse en el mes de diciembre, después que el cierre financiero pase por auditoría y la junta directiva determine el monto que se otorgará.

Una referencia importante es el récord en aportes del año pasado, que fue de mil 650 millones de dólares.

La ruta

Por ahora, el Canal solo ha comunicado de manera formal los hitos operativos.

Esta semana los trabajadores de la llamada ruta verde recibieron un mensaje grabado del administrador Jorge Luis Quijano, quien expresó que “el Canal sigue superando expectativas, contribuyendo al desarrollo del país, mientras refuerza cada vez más la importancia de su ampliación y su impacto en el comercio marítimo mundial”.

El Canal cerró el año fiscal 2018 con un histórico récord de 442.1 millones de toneladas CP/SUAB (medida de volumen del sistema universal de arqueo de buques), lo que representó un incremento de 9.5% en comparación con 2017.

Es así que la vía interoceánica supera los 429.4 millones de toneladas proyectadas, al igual que el tonelaje de 2017, cuando cerró con 403.8 millones.

El año fiscal del Canal de Panamá comprende del 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018.

A raíz de los sucedido durante todo este periodo, Quijano destaca el hecho de que la vía interoceánica incrementó a ocho los cupos de reserva diarios en el Canal ampliado, añadiéndole confiabilidad a la ruta por Panamá.

El aumento fue impulsado significativamente por el gas licuado de petróleo (GLP) y el gas licuado natural (GNL), portacontenedores, quimiqueros y portavehículos. Los principales países usuarios de la vía interoceánica fueron: Estados Unidos, China, México, Chile y Japón.

Edición Impresa