COMERCIO

China abre la puerta a la compra de gas natural de EU

China abre la puerta a la compra de gas natural de EU
China abre la puerta a la compra de gas natural de EU

El mes pasado, China importó dos camiones cisterna de gas natural licuado de Estados Unidos (EU), con lo que abre una puerta que había estado cerrada durante un mes en un momento en que EU expande rápidamente su capacidad para exportar el combustible para calefacción.

Los tres terminales operativos de EU extrajeron más de 5,100 millones de pies cúbicos de gas natural de las cuencas de shale estadounidenses el domingo, una cifra histórica.

Con dos terminales más en EU previstos para inaugurarse el primer trimestre de 2019, el resurgimiento de China como cliente a medida que desciende el clima invernal ofrece una salida muy necesaria para las exportaciones.

“Esto es importante porque el precio del gas natural de EU incluso con el arancel sigue siendo más económico que otras fuentes”, dijo Het Shah, fundador de Analytix AI, una empresa de análisis de datos del mercado energético en Calgary.

“Es probable que estas petroleras abandonen la costa del golfo de EU a fines de octubre”, señaló.

Si bien las importaciones ofrecen una esperanza a corto plazo, es poco probable que las compañías chinas consoliden acuerdos a largo plazo para obtener más gas natural licuado, lo que obstaculiza los proyectos futuros, sin que Pekín y Washington resuelvan sus diferencias sobre una guerra comercial agobiante que ha estimulado los aranceles revanchistas en una amplia variedad de sectores.

La segunda economía más grande del mundo importó una cifra récord de 5.99 millones de toneladas de GNL en noviembre, incluso a medida que disminuyó su dependencia del GNL estadounidense.

Las importaciones de Estados Unidos alcanzaron 138,892 toneladas, según datos de la Administración General de Aduanas de China. Eso equivale a unos 6,300 millones de pies cúbicos de gas, o dos camiones cisterna, declaró Shah.

En noviembre del año anterior, China importó seis camiones cisterna de GNL estadounidense en un momento en que los proveedores tradicionales de China en Asia Central no podían satisfacer la demanda a medida que el clima frío descendía.

Edición Impresa