MERCADO DE DEUDA

Citan a bancos por investigación

Fiscales federales de Estados Unidos han citado a varios bancos como parte de una investigación penal sobre la posible manipulación del mercado de bonos del Tesoro, según personas familiarizadas con el asunto.

El Departamento de Justicia emitió las citaciones el mes pasado a bancos, incluyendo UBS Group AG, BNP Paribas, S.A. y el Royal Bank of Scotland Group Plc., en busca de información sobre el mercado de $14 mil millones, dijeron dos personas, que pidieron no ser identificadas porque la investigación es confidencial.

Las autoridades estadounidenses han estado examinando el mercado de bonos del Tesoro de EU por aproximadamente dos años.

En noviembre de 2015, Goldman Sachs Group, Inc., reveló que las autoridades estadounidenses solicitaron información relacionada con sus operaciones de valores del tipo ‘cuando se emitan’, que se encuentran entre los instrumentos menos transparentes en el mercado de deuda más grande del mundo.

Los valores ‘cuando se emitan’, cuyo valor es negociado antes de su emisión, actúan como reservas para deuda antes de que sean subastados.

Los instrumentos cambian de manos con maduraciones de apenas días. Hay escasa información pública sobre los volúmenes de negociación o los principales actores del mercado. Los portavoces de UBS, BNP Paribas y RBS no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

A finales de 2015, el Departamento de Justicia indagó acerca de los valores ‘cuando se emitan’ como parte de solicitudes más amplias de documentos que envió a la mayoría o la totalidad de las dos docenas de operadores primarios en los bonos del Tesoro de EU, una persona familiarizada con el asunto dijo a Bloomberg News en el momento.

UBS, BNP Paribas y RBS son distribuidores primarios de bonos del Tesoro de EU.

Las autoridades no han acusado a ninguno de los bancos de actos ilícitos.

La negociación de estos instrumentos también es objeto de varias demandas contra los operadores primarios presentadas desde julio de 2015.

En ellas, los inversores alegan que operadores de los bancos mundiales conspiraron para inflar artificialmente el precio de los valores ‘cuando se emitan’, lo que les permite a los bancos vender deuda estadounidense antes de que ellos la adquieran.

Edición Impresa