SERVICIOS MARÍTIMOS

Colombia apuesta a astilleros

Colombia apuesta a astilleros
Colombia apuesta a astilleros

La reparación de embarcaciones es otra de las actividades que Colombia impulsa, mientras en Panamá este sector pierde fuerza, por lo menos en el lado Pacífico.

Aunque en el Atlántico se ofrecen servicios a través de la empresa Talleres Industriales, en el lado Pacífico la actividad es casi nula desde que se dañó la compuerta del dique seco número 1 del astillero Balboa.

Con la ampliación del Canal, el vecino país emprendió nuevas inversiones para modernizar las instalaciones portuarias, tanto en Cartagena, en el Atlántico, como en Buenaventura, en el lado Pacífico.

El país, que al igual que Panamá tiene costas en ambos lados, ahora busca aprovechar el paso de las embarcaciones por la vía acuática panameña para ofrecerle servicios de reparaciones.

Se trata del astillero Astivik, fundado en Cartagena, Colombia, en 1972, a un costado de la bahía, que brinda reparación, construcción y mantenimiento a todo tipo de embarcaciones. Con cuatro diques flotantes, la infraestructura le permite atender hasta siete embarcaciones de manera simultánea, según señala la empresa.

La compañía que opera el astillero busca atraer otros mercados, entre ellos, Estados Unidos, Grecia, Francia, Alemania y Panamá, pese a que los operadores reclaman una legislación más clara y con más incentivos, según una publicación que aparece en Semana.com.

Pese a estas limitaciones, actualmente Astivik es uno de los mayores exportadores de servicios de la industria astillera colombiana. “Atiende embarcaciones en tránsito por el Caribe que provienen de países como Alemania, Panamá, Trinidad y Tobago, Ecuador, Canadá, Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y Grecia, entre otros”, indica la publicación.

Incluso, señala que los clientes en Costa Rica aprecian tanto la calidad del servicio que no dudan en navegar hasta Cartagena pasando por el Canal de Panamá, aunque ello representa gastos adicionales cercanos a los 100 mil dólares.

Pero es esta una de las oportunidades que pierde Panamá por no contar con más instalaciones para ofrecer estos servicios a la industria marítima, afirman voceros del sector.

El astillero Balboa, ubicado en el Pacífico, cuenta con tres diques seco, uno de ellos para acomodar barcos panamax, único en la costa en la región. No obstante, el daño en la compuerta del dique número 1 ha generado que el astillero quede prácticamente en desuso desde noviembre de 2018.

La inactividad en este astillero le resta competitividad al país, porque los buques que llegan a los puertos panameños o que transitan por el Canal de Panamá tienen que buscar los servicios en otras instalaciones marítimas de la región, como Colombia, Curazao, Trinidad y Bahamas.

Representantes del sector marítimo dijeron que es una de las actividades que el próximo gobierno debería impulsar porque garantiza puestos de empleo para cientos de panameños en distintas actividades, como mecánica, pintura, soldadura, entre otras.

Edición Impresa