CONTRAATAQUE

Competitividad de productos ‘made in Usa’ está en riesgo

El “made in USA” podría ser duramente gravado y llegar a precios desorbitados en China tras el posible estallido de una guerra comercial entre Washington y Pekín, que obliga ya a los profesionales a buscar alternativas.

Tras semanas de tensiones y de negociaciones abortadas, Estados Unidos podría imponer aranceles a bienes importados chinos por valor de $34,000 millones.

Pekín ya prometió replicar con una tasa de 25% a centenares de importaciones estadounidenses, entre ellos soja, sorgo, automóviles o whisky. Esa medida podría reducir muy fuertemente la competitividad de los productos “made in USA.”

En el mercado de frutas de Pekín, el importador Zhao Xiaoyu elogia la calidad excepcional de las cerezas estadounidenses. Para él, esa calidad será difícil de reemplazar. “Para los más elaborados, será difícil” asegura Denis Depoux, del gabinete de asesores Roland Berger.

Edición Impresa