INFRAESTRUCTURA AEROPORTUARIA

Contraloría pide detalles a Tocumen

Contraloría pide detalles a Tocumen
Contraloría pide detalles a Tocumen

La Contraloría General de la República solicitó a Tocumen, S.A. que aclare el contenido de la adenda número 4 por 18.3 millones de dólares que firmó con la empresa Norberto Odebrecht, que construye la nueva terminal de pasajeros.

La adenda fue enviada a la Contraloría el 10 de octubre, día en que vencía la prórroga que había acordado Tocumen con la compañía brasileña.

La Contraloría quería que se detallaran los nuevos trabajos que se incluyeron en la adenda 4, dijo Temístocles Rosas, vicepresidente de Finanzas de Tocumen, S.A.

“Ya nosotros contestamos la solicitud y el documento ya fue reenviado a la Contraloría”, añadió. Efectivamente, en el sitio web de la institución de fiscalización se indica que tras permanecer tres días fuera de la Contraloría, la adenda fue ingresada nuevamente ayer, lunes 12 de noviembre.

El punto que generó dudas a los auditores de la Contraloría fue el relacionado con las obras menores que solicitó el aeropuerto.

Tocumen pidió a Odebrecht que construyera un muro temporal que permita a los concesionarios instalarse en la zona comercial, mientras se continúan los trabajos en el exterior.

Así mismo, Odebrecht construirá una estación remota para el abastecimiento de combustible a camiones, ampliará la zona de revisión manual de equipaje y construirá un área adicional de vigilancia.

Con la adenda 4 se eleva a 910 millones de dólares el costo del proyecto, que en 2012 fue adjudicado por 679.4 millones de dólares.

La primera adenda no tuvo un impacto económico sobre el proyecto, pero en la segunda se añadieron trabajos por 99 millones de dólares, y en la tercera se elevó el costo de la construcción en 14 millones de dólares.

Con la nueva modificación al contrato, Tocumen reconoce el incremento que registraron los materiales que se utilizan en la obra entre diciembre de 2017 y julio de 2018, con relación a los costos señalados en el contrato.

También se hace cargo del alza salarial que se acordó tras la huelga de 30 días en abril pasado del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs).

Óscar Ramírez, gerente de Tocumen, S.A., explicó que de los 18.3 millones de dólares que contempla la adenda 4, poco más de 10 millones de dólares son directamente para Odebrecht, mientras que el resto se cancelará a los contratistas de las empresas que también se vieron afectadas por la huelga.

Indica que al momento de firmar la adenda, la parte que corresponde al pago de los contratistas no había sido debidamente sustentada por Odebrecht, por lo cual Tocumen solicitó más información a la empresa.

“Nosotros estimamos cuánto se le adeuda a los contratistas, pero solo cancelaremos esa deuda hasta que tengamos certeza del monto, pero para no extender la negociación de la adenda, estimamos cerca de 8 millones de dólares”, explicó Ramírez.

De los 892.4 millones de dólares que Tocumen debía pagar a Odebrecht, incluyendo las adendas 2 y 3, el aeropuerto todavía adeuda 88 millones al contratista.

El gerente de Tocumen adelantó que será necesario negociar una quinta reforma al contrato, ya que el aeropuerto debe asumir el incremento que registren los materiales de construcción como el cemento y acero entre agosto de 2018 y el segundo trimestre de 2019, cuando se estima termine la construcción del edificio de 116 mil metros cuadrados.

Además, el gerente del aeropuerto no descarta que la empresa brasileña, que en los últimos meses ha intentado adjudicarse nuevos proyectos estatales, presente nuevos reclamos por la vía del arbitraje una vez termine la obra, tal como hizo Odebrecht con el proyecto de la tercera línea de transmisión de la Empresa de Trasmisión Eléctrica, con la cual acordó un pago adicional de 17.8 millones de dólares por supuestos costos adicionales.

Edición Impresa