ZONA INDÍGENA

Costa Rica desiste de polémica hidroeléctrica

Costa Rica desiste de polémica hidroeléctrica
Costa Rica desiste de polémica hidroeléctrica

La empresa estatal de electricidad de Costa Rica anunció la suspensión indefinida de un polémico proyecto hidroeléctrico en una zona indígena del sur del país, que era considerado crucial para el abastecimiento energético futuro.

La presidenta del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Irene Cañas, explicó en conferencia de prensa que un cambio en la demanda eléctrica hace que la construcción del proyecto Diquís, sobre el río Grande de Térraba, sea innecesaria.

“Eso significa el cierre inmediato de toda actividad, no vamos a continuar con el proceso de consulta indígena” necesario para desarrollar el proyecto, dijo Cañas.

Comunidades indígenas del sur del país se habían pronunciado contra la hidroeléctrica, que iba a tener una capacidad instalada de 650 megavatios, porque a su juicio era una amenaza a sus sitios sagrados, territorios, agua y bosque.

Según Cañas, la demanda eléctrica en Costa Rica ha cambiado porque el país ha atraído industrias de servicios que no requieren tanta energía.

“Hoy nos corresponde innovar para consolidar este modelo, frente a los retos de la demanda eléctrica, la llegada de nuevas tecnologías en la industria eléctrica y condiciones como el cambio climático”, dijo Cañas.

La demanda proyectada podrá ser atendida con la generación privada y la reciente puesta en marcha del proyecto hidroeléctrico Reventazón, en el Caribe.

El ICE ha invertido $174 millones en el suspendido proyecto Diquís.

Las plantas hidroeléctricas son la principal fuente de energía de Costa Rica, que en los últimos cuatro años ha operado con 98.15% de electricidad procedente de fuentes renovables.

Además de las fuentes hídricas, el país utiliza el calor de sus volcanes, viento, sol y biomasa para generar electricidad.

Las plantas térmicas impulsadas con combustibles fósiles suplen menos de 2% de la demanda eléctrica, según datos del ICE.

Edición Impresa