SECTOR AÉREO

Costo de terminal en el aeropuerto aumenta en 35%

Costo de terminal en el aeropuerto aumenta en 35%
Costo de terminal en el aeropuerto aumenta en 35%

El costo de la construcción de la nueva terminal de pasajeros (T2) en el Aeropuerto Internacional de Tocumen superará en 35% la oferta original de 679 millones de dólares que hizo la empresa Odebrecht en 2012 para adjudicarse la obra.

Con los cambios que realizó Tocumen, S.A. a la cuarta adenda que negoció con la empresa brasileña para incluir mejoras al sistema de equipaje, el edificio de 116 mil metros cuadrados terminará costando 917.5 millones de dólares.

La junta directiva del aeropuerto aprobó el incremento de 7.2 millones de dólares a la cuarta adenda, que sumados a los 18.3 millones negociados inicialmente, hacen un total de 25.5 millones de dólares.

Óscar Ramírez, gerente de Tocumen, S.A., comentó que se decidió modificar el monto de la adenda ante la demora por parte de la Contraloría General de la República en refrendar el documento original.

La adenda cuarta fue recibida por la Contraloría el 10 de octubre y dos meses después el documento todavía no había sido aprobado.

“Como teníamos pendientes los cambios en el sistema de equipaje (BHS) y ya habían pasado dos meses sin que se aprobara la adenda, se decidió detener el trámite en Contraloría y así evitamos introducir una quinta reforma”, explicó Ramírez.

“Se decidió sacar a Odebrecht a partir del 31 de mayo, porque es difícil seguir aceptando adendas cuando la opinión pública siente que no es lo correcto”.


Óscar Ramírez
Gerente de Tocumen, S.A.

En el documento original del 10 de octubre se acordó que la empresa brasileña, confesa del pago de sobornos en la pasada administración, debía terminar el proyecto el 26 de enero de 2019. Ahora, la fecha se cambió para el 31 de mayo.

“El 31 de mayo, Odebrecht saldrá del proyecto, esa fue la condición que impuso el aeropuerto para negociar la cuarta adenda y los trabajos que queden aún pendientes con el sistema de equipaje Tocumen lo contratará con otra empresa”, indicó el gerente del aeropuerto.

Las nuevas regulaciones aeroportuarias establecen que los aeropuertos de reciente construcción deben cumplir con nuevos estándares en la revisión del equipaje.

Estos cambios obligan a Tocumen a pasar de una categoría 5 a un nivel 3 de seguridad, donde los equipos de revisión son más rápidos y con imágenes más detalladas.

Aunque Tocumen había decidido hacer estos cambios en la T2 hace más de dos años, no fue hasta ahora que se introdujo el costo de la modificación, pese a que ya se habían realizado tres adendas al contrato original.

Ramírez explicó que el plan original del aeropuerto era que estas modificaciones las hiciera la empresa holandesa Vanderlande, pero Odebrecht bloqueó la negociación porque ya tenía un acuerdo con la firma europea para instalar el BHS.

“Las negociaciones tomaron más de un año y ya no podíamos seguir esperando, así que al final se decidió que Odebrecht se encargue de estos cambios”, comentó.

La nueva terminal de pasajeros tendrá 20 puertas de abordaje y pese a ser más grande que el edificio actual, solo manejará el 40% de los pasajeros del aeropuerto, que este año debe superar la barrera de los 16 millones de personas.

Costo de terminal en el aeropuerto aumenta en 35%
Costo de terminal en el aeropuerto aumenta en 35%

Trabajos pendientes

De acuerdo con lo pactado en la renegociación de la cuarta adenda, Odebrecht debe terminar el 26 de marzo todos los trabajos pendientes a la fecha, como los acabados del piso. Después de esta fecha, hasta el 31 de mayo, la empresa debe enfocarse en las modificaciones al sistema de equipaje.

El gerente del aeropuerto indica que la compañía tiene más de mil trabajadores en el proyecto y que hay tiempo suficiente para que termine los detalles pendientes.

“Nuestra meta es tener operativas las 20 puertas de abordaje para el 30 de abril”, expresó Ramírez.

Sin contar el monto renegociado en la adenda cuarta que todavía no ha sido enviado a la Contraloría, Tocumen ha pagado cerca de 804 millones de dólares a Odebrecht.

Edición Impresa