INFRAESTRUCTURAS

Crece número de naciones que se suman a la nueva ruta de la seda

Crece número de naciones que se suman a la nueva ruta de la seda
Crece número de naciones que se suman a la nueva ruta de la seda

China alberga esta semana la segunda cumbre de las Nuevas rutas de la seda, y atrae a cada vez más naciones a este programa mundial de infraestructuras, pese a las críticas que suscita sobre una colonización económica.

La iniciativa tiene como objetivo mejorar las relaciones comerciales entre Asia, Europa, África e incluso más allá. Prevé la construcción de puertos, vías ferroviarias, aeropuertos o parques industriales.

El proyecto, iniciativa personal del presidente chino Xi Jinping, divide a los europeos y genera oposición en Estados Unidos, por los riesgos de endeudamiento y de alineamiento de los países que se benefician de préstamos chinos.

Sin embargo, más de 37 jefes de Estado y de gobierno acudirán a Pekín para asistir a esta cumbre que se celebra de jueves a sábado. Veintinueve estuvieron presentes en el foro inaugural de 2017.

Y, sobre todo, China acaba de hacerse el mes pasado con la importante participación de Italia, primera nación del G7 en sumarse al proyecto.

El jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, estará en la cumbre.

Suiza se dispone a sumarse a la iniciativa china y su presidente Ueli Maurer irá también a Pekín.

Lo mismo harán el presidente ruso Vladimir Putin y otros dirigentes europeos, africanos y asiáticos. Pero la mayoría de los países de Europa occidental solo envía a ministros y Estados Unidos no tendrá ninguna delegación de alto nivel.

Edición Impresa