MARITIMO

Crece tensión por derechos de pesca

Crece tensión por derechos de pesca
Crece tensión por derechos de pesca

No será recordada como una de las grandes peleas navales entre Francia y el Reino Unido pero, al contrario de la batalla de Trafalgar, esta vez los navegantes franceses creen que ganaron.

Pescadores de Francia y Gran Bretaña estrellaron sus embarcaciones entre sí esta semana en una escaramuza reñidas por el acceso a una zona rica en callo de hacha al norte de la costa francesa.

La funcionaria marítima de Francia Ingrid Parrot describió la confrontación del martes entre 35 botes franceses y cinco británicos en aguas internacionales como “muy peligrosa”, aunque no hubo heridos. “Fue muy, muy tenso”, agregó.

Todos los años hay problemas entre pescadores de estos dos países por el mismo motivo, dijo. Sin embargo, al contrario de lo ocurrido esta vez, esto generalmente ocurre sin violencia.

La británica Organización de Productores de Pescado de Sur Oeste acusó a los pescadores franceses de poner vidas en peligro.

Los franceses podrán verse como héroes ante las comunidades costeras de Francia, pero realmente es horrible poner en peligro las vidas de otros marineros, dijo el director general Jim Portus.

La ley francesa ordena que los botes franceses no pesquen callos durante los meses de verano previos al 1 de octubre, a fin de proteger la reproducción. Pero las embarcaciones británicas pueden pescar estos moluscos en aguas internacionales frente a la costa francesa.

Edición Impresa