PROTESTA EN BRASIL

Critican alza de impuestos

Critican alza de impuestos
En el acto se entregaron 12 mil patos inflables como señal de protesta contra el nuevo aumento tributario.

Las federaciones de las industrias de los estados de Sao Paulo (Fiesp) y de Río de Janeiro (Firjan), las dos mayores patronales de Brasil, protestaron ayer en la playa de Copacabana, con un gigantesco pato inflable, contra el aumento de impuestos propuesto por el Gobierno.

El inflable de 12 metros de altura, que simboliza la campaña “No voy a pagar el pato”, fue erguido en la famosa playa carioca y, a pesar de la mañana nublada, decenas de personas se congregaron para manifestarse contra el aumento de la carga tributaria.

Para enderezar las cuentas públicas, el Gobierno ha propuesto un ajuste fiscal y elevar ciertos impuestos que permitan retomar el rumbo económico en 2016, después de terminar este año con previsiones de recesión técnica, contracción de 3.0% y una inflación mayor de 9.0%, el doble de la meta oficial.

El déficit fiscal de las cuentas públicas al final de 2015 será de 9.0% del producto interno bruto (PIB), según la calificadora de riesgo Fitch, que rebajó la nota soberana de Brasil y lo dejó al borde de perder el llamado grado de inversión, un estatus que ya le fue retirado al país por parte de Standard & Poors.

Ayer Eduardo Eugenio Gouva Vieira, titular de la Firjan, y Paulo Skaf, presidente de la Fiesp, lanzaron en Río de Janeiro la campaña que fue presentada hace un mes en varias ciudades del estado de Sao Paulo y estuvo también en la capital Brasilia.

Edición Impresa