FINANZAS PúBLICAS

Deuda pública sube a $25,893.1 millones en marzo

El saldo de la deuda del sector público no financiero ascendió a $25,893.1 millones al cierre del mes de marzo, informó la Dirección de Financiamiento Público.

El aumento respecto al mes anterior es de $188.6 millones, mientras que al compararse con marzo de 2018 se refleja un alza de $2,220.1 millones.

En marzo, el Gobierno recibió un desembolso de $200 millones correspondientes a la línea de crédito contratada con el Banco Nacional de Panamá y $87 millones por distintas emisiones de deuda en el mercado local.

Por su parte, dentro del servicio de la deuda se pagaron en concepto de capital $75 millones correspondientes al vencimiento de Letras del Tesoro, $32.9 millones a organismos multilaterales y $13.5 millones a la banca comercial.

Además, se destinaron $160.6 millones en concepto de pago de intereses generados por distintos bonos globales, el principal instrumento de deuda al que recurre el Gobierno, con un saldo total de $14,234 millones.

Se completa emisión de mil millones de dólares

La Bolsa de Valores de Panamá informó ayer que concluyó la emisión de mil millones de dólares anunciada la semana anterior por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), “la más grande colocada en su totalidad en un mismo día en la Bolsa de Valores”. Se trata de una emisión de Notas del Tesoro que fue adquirida en un 75% por inversionistas internacionales -más de 100 fondos de inversión plantearon órdenes de compra- y el 25% por el mercado local.

El MEF había anunciado anteriormente que la emisión no elevaría el saldo de la deuda. Por lo tanto, se entiende que los mil millones de dólares serán utilizados para refinanciar deuda que ya existe, pero el Ejecutivo no ha especificado de qué títulos se trataría.

Olga Cantillo, vicepresidente ejecutiva y gerente general de la Bolsa de Valores de Panamá, dijo que la emisión representa para la Bolsa una ampliación en la oferta de instrumentos para los inversionistas locales e internacionales.

Para el Gobierno, por su parte, supone ampliar la diversificación de sus fuentes de fondeo y la mitigación del riesgo ante eventos adversos en el mercado internacional, apuntó la Bolsa de Valores.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL