INTERNET

Emprendedores cubanos promueven el acceso a la red

Camisas de tela rústica con manchas de pintura blanca, botas de cuero como las que usan los constructores y monos estampados con el símbolo de Wi-Fi se pasearon por el Museo de Bellas Artes, uno de los centros culturales estatales más destacados de Cuba.

El desfile conjugó el diseño de Clandestina, una marca de moda desarrollada por emprendedores cubanos, con el auspicio de Google, que busca promover el acceso a la red en un país que aún tiene baja conectividad.

“Google nos da algo en lo que inspirarnos”, dijo a periodistas Idania del Río, diseñadora y fundadora de Clandestina, que cuenta con una tienda en el casco histórico de La Habana y una página de internet desde la cual se venden sus creaciones, algo inusual en la isla.

La colección de ropa tuvo el sugestivo título de “País en construcción” y en muchas de las prendas junto al ícono triangular del Wi-Fi se repetían las letras “PEC”. El desfile convocó a varios cientos de personas.

Como Del Río, muchos jóvenes en Cuba desean un mayor acceso a internet para desarrollar sus carreras o negocios.

Tras dos décadas de retraso en el ingreso a internet en comparación con otras naciones de la región, Cuba busca ahora desplegar la conectividad. Pero son pocas las personas que tienen acceso desde sus hogares y aún no se lanzó el servicio de datos móviles.

Edición Impresa