ELECCIÓN

Europa aspira a continuar dirigiendo las riendas del FMI

Europa aspira a continuar dirigiendo las riendas del FMI
Europa aspira a continuar dirigiendo las riendas del FMI

Christine Lagarde se prepara para dejar el cargo, y los gobiernos europeos esperan continuar con la tradición de las últimas siete décadas: seleccionar al líder del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La probable partida de Lagarde al Banco Central Europeo iniciará el debate sobre si un candidato del mercado emergente sería más adecuado para dirigir el prestamista con sede en Washington.

Pero los funcionarios de dos gobiernos europeos clave dijeron que han contemplado presionar para mantener la continuidad.

El reciente nombramiento del estadounidense David Malpass a la presidencia del Banco Mundial respeta el acuerdo transatlántico no escrito sobre cómo dividir los dos cargos y crea un apalancamiento, dado que el presidente Donald Trump no enfrentó oposición alguna en Europa.

Aún es demasiado pronto para predecir quién será el candidato de Europa, ya que Lagarde fue nominada apenas el martes para la presidencia del BCE, tras un fin de semana de tire y afloje entre gobiernos.

Ella no se mudará al BCE antes del 31 de octubre y los legisladores de la UE deben firmar la asignación.

Interés del Reino Unido

El excanciller del Reino Unido George Osborne está considerando la posición, de acuerdo con una persona familiarizada con el asunto. Osborne fue uno de los primeros promotores de Lagarde cuando buscó su papel en el FMI.

Un británico nunca ha dirigido el FMI y el nuevo gobierno podría presionar para que un candidato refuerce su posición post brexit en el escenario mundial.

Otro candidato con sede en Londres podría ser el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, quien deja el cargo el próximo enero y tiene pasaporte británico, irlandés y canadiense. El Banco de Inglaterra declinó hacer comentarios.

Otros contendientes podrían ser aquellos que perdieron con Lagarde en la carrera para reemplazar a Mario Draghi en el BCE. El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ya ha trabajado como economista en el FMI.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL