DIVISA

FMI aconseja a China mantener tipo de cambio

China debería mantener su tipo de cambio flexible en caso de que la intensificación de su guerra comercial con Estados Unidos (EU) amenace con un mayor daño a la economía, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) completado antes de la reciente escalada de tensiones.

Si EU aumentara los aranceles a 25% sobre las importaciones chinas restantes, eso podría reducir el crecimiento en 0.8 puntos porcentuales durante el año siguiente, al reducir la demanda.

También podría endurecer las condiciones financieras y conducir a efectos negativos significativos a nivel mundial, dijo el FMI en su informe anual sobre la economía china publicado en Washington.

Contra este choque, se justificaría una mayor relajación, principalmente a través de medidas fiscales, dijo el FMI en comentarios del personal con fecha del 12 de julio.

Finanzas públicas

Funcionarios chinos continuaron en desacuerdo con el uso por parte del FMI de las cifras aumentadas de deuda del gobierno y argumentan que los gobiernos locales no tenían ninguna responsabilidad por las obligaciones financieras.



El tipo de cambio debe permanecer flexible y determinado por el mercado para ayudar a absorber el choque arancelario. Las mayores presiones de depreciación y las posibles salidas de capital requerirán una comunicación pública clara y una posible intervención en las divisas para contrarrestar las condiciones desordenadas del mercado.

El presidente Donald Trump amenazó con imponer un arancel de 10% a otros 300 mil millones de dólares en importaciones chinas a partir del 1 de septiembre y dijo que los gravámenes podrían aumentar eventualmente.

El informe se produce mientras la segunda economía más grande del mundo se desacelera, en medio de una guerra comercial en expansión y la designación formal de la administración Trump a China como manipulador de divisas, después de que el yuan rompiera el nivel de siete por dólar. Los datos de julio mostraron que el sector industrial está volviendo a caer en deflación, y las perspectivas están a punto de disminuir aun más si se aplican aranceles adicionales.

El FMI había dicho en un comunicado de junio, sobre la finalización de su misión anual del Artículo IV a China, que había recortado las previsiones para el crecimiento económico en 2019 a 6.2%, a medida que la guerra comercial se suma a los riesgos.

Eso coincide con la estimación de crecimiento de los economistas encuestados por Bloomberg, quienes proyectan una desaceleración del crecimiento a 6% el próximo año y a 5.8% en 2021.

Edición Impresa