SECTOR AUTOMOTOR

GM desafía al mercado de deportivos

GM desafía al mercado de deportivos
GM desafía al mercado de deportivos

General Motors rompe la tendencia al aumentar la producción de su nuevo Corvette pese a que el mercado de autos deportivos se contrae.

La demanda de estos modelos se ha reducido a 2.3% del mercado de vehículos de Estados Unidos, cerca de la mitad de lo que representaba hace una década, según Edmunds. El nuevo auto de GM, con un precio inicial inferior a $60,000, no será mucho más barato que el Corvette actual. Pese a eso, GM sumará 400 empleados y un segundo turno a su planta de fabricación del modelo en Bowling Green, Kentucky.

La estrategia de GM es atraer tanto a los compradores más jóvenes como a los viejos fanáticos de autos deportivos con un cambio radical de imagen de su emblema de la década de 1950 para competir con los exclusivos modelos europeos de alto rendimiento a una fracción del precio. Al trasplantar el motor a la parte central del automóvil, GM señala que el nuevo Corvette permitirá un mejor manejo en la pista y competirá con Porsche, Ferrari y Lamborghini. A una cuarta parte del precio de esos superdeportivos, GM ve la oportunidad de aumentar las ventas de un vehículo de nicho con atractivos márgenes de ganancias.

“Es muy importante para nosotros financieramente”, comentó la directora ejecutiva de la compañía, Mary Barra, en la presentación. “Lo ha sido y este auto lo será”.

GM espera encontrar una nueva generación de compradores y atraer a coleccionistas de autos deportivos más adinerados que actualmente manejan modelos europeos. El riesgo es que compradores base y más antiguos puedan recibir de mala forma ajustes como la decisión de GM de reemplazar la transmisión manual tradicional del Corvette.

Edición Impresa