CONTAMINACIóN

Gas caro frena uso en China

Gas caro frena uso en China
Gas caro frena uso en China

China ha prometido hacer que sus cielos vuelvan a ser azules, pero el hecho de tener parte del gas natural más caro del mundo no ayuda.

El mayor consumidor de energía del planeta quiere utilizar una mayor proporción de combustible más limpio en reemplazo del carbón que está ahogando sus cielos y causando una contaminación que supera ampliamente el límite diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

China tiene la posibilidad de aumentar las importaciones y está tratando de incrementar la producción nacional, pero los altos precios corren el riesgo de aplastar el crecimiento de la demanda y poner en peligro los ambiciosos objetivos del país.

El problema es que los productores, importadores y distribuidores en China necesitan que los precios controlados por el Gobierno sean lo suficientemente altos como para ganar dinero.

Bajándolos demasiado, el Estado corre el riesgo de afectar sus márgenes, lo cual hace peligrar la inversión en producción futura y la seguridad energética del país.

Pero si es demasiado generoso con ese sector, lo que está en juego es la salud de la nación. Es un número de equilibrio para el Gobierno que requiere, por un lado, estimular la demanda de gas para aumentar el porcentaje de combustibles limpios, dijo Miaoru Huang, analista de energía con sede en Pekín en Wood Mackenzie Ltd.

Por otro lado, debe garantizar a las compañías de exploración y producción y las compañías de transmisión y distribución los retornos razonables que se necesitan para asegurar una inversión sostenida de manera que China pueda mantener su crecimiento en la producción nacional de gas.

El Gobierno chino fijó el objetivo de obtener no menos del 10% de su energía a partir del gas para 2020 y el 15% para 2030, en comparación con el 6% en 2015.

Edición Impresa