MERCADO LABORAL

Google solicita a sus empleados que eviten discutir sobre política

Google solicita a sus empleados que eviten discutir sobre política
Google solicita a sus empleados que eviten discutir sobre política

Google publicó nuevas reglas internas que llaman a que sus empleados eviten debatir sobre política, una medida que contrasta con la famosa cultura abierta del gigante de internet.

Las nuevas “pautas comunitarias” invitan a los empleados a no tener conversaciones “disruptivas” y advierten a los trabajadores que serán responsables de lo que digan en la oficina.

Cierran cuentas ligadas a protestas

Google informó que deshabilitó 210 canales de YouTube involucrados en ‘operaciones de influencia coordinada’ en torno a las protestas de Hong Kong, luego de medidas similares a principios de esta semana por parte de las compañías de redes sociales Facebook Inc. y Twitter Inc. La unidad de Alphabet Inc. no especificó qué canales se cerraron, pero dijo que descubrió cuentas ‘consistentes con observaciones recientes y acciones relacionadas con China’ de Facebook y Twitter.



La compañía también desarrolla una herramienta para permitir a los empleados reportar publicaciones problemáticas y crear un equipo de moderadores para monitorear las conversaciones, dijo una portavoz de Google.

“Mientras compartir información e ideas con colegas ayuda a construir una comunidad, interrumpir la jornada laboral para tener un debate furioso sobre política o la noticia más reciente no lo es”, detalla la nueva pauta.

“Nuestra responsabilidad principal es hacer el trabajo para el que hemos sido contratados.”

Google siempre ha alentado a los empleados a que se cuestionen entre sí y respondan a los gerentes cuando creen que están tomando la decisión equivocada.

Los fundadores de Google señalan que la cultura abierta es fundamental para el éxito que han tenido revolucionando el panorama tecnológico en las últimas dos décadas.

Pero esta cultura ha llevado a una serie de problemas para la administración de la empresa en los últimos años.

Empleados de ideas progresivas han utilizado herramientas de chat internas para convencer a otros trabajadores de manifestarse en contra de algunos proyectos de Google, lo que llevó a la empresa a frenar el desarrollo de un motor de búsqueda para el mercado chino y un sistema de inteligencia artificial de reconocimiento de imágenes para el Ejército de Estados Unidos.

Un puñado de empleados conservadores han sido acusados de utilizar sistemas internos para hostigar a compañeros de trabajo que consideran demasiado liberales.

La nueva pauta advierte “no troleen, insulten o participen en ataques ad hominem en contra de nadie.”

Edición Impresa