INFORME OFICIAL

Inflación británica es estable

La inflación británica se mantuvo estable en marzo debido a una fecha posterior en el calendario de la Semana Santa este año, lo que hizo caer las tarifas aéreas, y a un descenso de los precios globales del petróleo, pero la presión sobre los hogares parece que volverá pronto.

Los precios al consumidor subieron en marzo en Reino Unido un 2.3% comparado con el año anterior, dijo ayer la Oficina Nacional de Estadísticas.

La inflación se aceleró en los últimos meses, impulsada por la debilidad de la libra desde la decisión tomada el año pasado por los británicos de salir de la Unión Europea y por un aumento de los precios del petróleo, que ha impulsado la inflación también en otros países.

Minoristas británicos aseguran que los compradores en Reino Unido redujeron su gasto a principios de 2017, cuando el costo de los productos esenciales subió.

Edición Impresa