SEGUROS

Informe enfrenta a industria y regulador

Informe enfrenta a industria y regulador

La publicación de un informe de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros sobre el avance en la implementación de una nueva norma contable ha generado una disputa entre la industria y el regulador.

Se trata de la aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera, conocida como NIIF 17, que en principio entrará en vigor en 2022 y representa un cambio trascendental en la forma de llevar la contabilidad de las empresas. Su objetivo es asegurar que los usuarios de los estados financieros puedan conocer el impacto que tienen los contratos de seguros en la situación financiera y desempeño de las compañías.

Dado el nivel de complejidad de la norma, la Superintendencia estableció un proceso supervisor sobre los proyectos de implementación de las compañías.

Como parte de esa hoja de ruta, las empresas debían remitir al regulador un “plan director de implementación” para la adopción de la norma.

Calificación: Aseguradoras y reaseguradoras

Nueve compañías presentaron un plan de implementación de la norma ‘bueno’, según el informe. Siete empresas entregaron un plan de implementación ‘aceptable’. Diez entidades cuentan con un plan ‘deficiente’.



La Superintendencia, en un informe con fecha del pasado 5 de julio, evalúa el contenido de los planes elaborados por las compañías y asigna una puntuación a los mismos, sin revelar la identidad de las compañías.

Según las conclusiones de la evaluación, de las 26 empresas analizadas, 9 presentaron un plan “útil y trabajado”, pero “más de la tercera parte de las compañías han desarrollado de forma muy deficiente sus planes directores, pudiendo concluir que estos documentos no sirven en absoluto a sus propósitos, y se percibe que han sido elaborados con el único objetivo de cumplir con el hito regulatorio de control”.

Dice, además, que no existe una correlación directa entre el tamaño de las empresas y el nivel de calidad de los planes, ya que “cuatro compañías calificadas como grandes presentan planes deficientes elaborados, entendemos, con el mero objetivo de cumplir los requerimientos”.

[Lea aquí el informe de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros]

Reacción de la industria

El contenido del informe y su publicación en la web cayó mal en la industria, que considera que no se hace justicia con el esfuerzo efectuado por las empresas. La Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea) remitió una nota al superintendente de Seguros, José Joaquín Riesen, cuestionando su actuación.

La industria se queja de falta de comunicación y de capacitación por parte del regulador. Señala que la propia Apadea ha efectuado cuatro seminarios especializados con un total de 62 horas teóricas y prácticas, aún a sabiendas de que la NIIF 17 está sujeta a modificaciones y que, probablemente, se podría reprogramar su entrada en vigor para después de 2022.

Las aseguradoras se refieren al desconocimiento de los criterios que serían utilizados por el regulador para hacer esta evaluación y plantean que las grandes firmas de auditoría internacionales tampoco entienden el patrón de asignación de puntuaciones y las conclusiones del informe.

Por último, la Apadea solicitó una reunión de urgencia con la junta directiva del regulador para tratar el tema.

Consultado al respecto, Riesen dijo que el plan director de implementación es el primer entregable y que la Superintendencia no salió con un reporte a decir que la industria estaba mal. “Todas cumplieron el objetivo de hacer el entregable y, cuando lo analizamos, 9 obtuvieron un resultado “bueno”, 7 “aceptable”, mientras que 10 tienen que mejorar”, apuntó.

Sobre el cuestionamiento de las capacitaciones, aseguró que se ha traído a expertos internacionales para hacer presentaciones generales de la ley, pero que la responsabilidad de capacitarse recae en las propias aseguradoras.

 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL