MOODY’S BAJA NOTA A TELEFÓNICA, S.A.

Inversionistas sienten el golpe

Una baja en la calificación de la compañía telefónica más endeudada de Europa está afectando a los inversionistas en bonos, incluso en Colombia.

Los $750 millones de bonos de Colombia Telecomunicaciones, S.A. ESP, que vencen en 2022, se desplomaron un 3.3% después de que Moody’s Investors recortó la calificación de su principal accionista –Telefónica, S.A., con sede en Madrid, el 7 de noviembre.

La declinación triplicó con creces el retroceso para todos los mercados emergentes.

La rebaja de la calificación no puede darse en peor momento para el operador de telefonía móvil No. 2 de la nación, porque los bonos ya se estaban hundiendo por malos resultados.

En los primeros nueve meses del año, las pérdidas de Colombia Telecomunicaciones se elevaron $141 millones.

La compañía también tiene dificultades con fechas de deudas de pensiones de la época en que era controlada por el Estado.

Nicolás París, un estratega en Corredores Davivienda, advierte de que si las ganancias de la compañía no mejoran, es posible que tenga que pedir ayuda a Telefónica y al Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, que es dueño de un tercio del operador.

“De forma independiente, sin el apoyo de sus accionistas, los bonos no se ven para nada baratos”, comparado con otras compañías que operan en Colombia como Millicom International Cellular, S.A.”, observó París.

”Si los resultados no repuntan y el mercado sigue igual de competitivo, es posible que tenga que recortar más los precios y eso derivará en aún más resultados negativos”, acotó el experto.

Sin embargo, ese apoyo implícito de los accionistas es lo que hace pensar a algunos inversionistas que los bonos están empezando a lucir baratos.

Colombia Telecom declinó comentar, mientras Telefónica dijo el mes pasado que su unidad colombiana había estado mejorando sus resultados, y había retornado al crecimiento interanual en ingreso operacional antes de la depreciación y amortización en el tercer trimestre.

“Hemos estado siguiendo muy de cerca a Colombia Telecom. En algún momento, podría tornarse atractiva”, dijo Luis Maizel, fundador de LM Capital, y agregó: “Es casi una compañía cuasi estatal”.

Edición Impresa