INDUSTRIA PETROLERA

Irán sería exportador de gas

Irán sería exportador de gas
BLOOMBERG.

Las mayores reservas de gas del mundo podrían tentar a algunas empresas de energía a volver a Irán si Occidente levanta sus sanciones, pero es poco probable que Teherán se transforme en un proveedor significativo de gas para Europa o Asia al menos por una década.

La empresas europeas que tenían la tecnología para explotar el campo Pars Sur bajo el Golfo Pérsico lo abandonaron a fines de la década de 2000 por presión de Estados Unidos, liquidando sus esperanzas de repetir el meteórico ascenso de Qatar al club de los grandes exportadores de gas.

El acuerdo nuclear de noviembre entre Occidente y el nuevo Gobierno de Irán alentó las esperanzas de una recuperación de la producción de petróleo si Washington y la Unión Europea (UE) relajan los controles a sus exportaciones.

Sin embargo, Irán tiene pocas posibilidades de convertirse en un exportador de gas importante durante al menos una década debido a una alta demanda nacional y obstáculos internos para desarrollar sus reservas, que ya eran un problema antes de que las sanciones ahuyentaran a los extranjeros.

El levantamiento de sanciones a Irán “podría potencialmente tener un gigantesco impacto contra las exportaciones en el largo plazo, pero tomará años antes de que las cosas empiecen a moverse”, dijo Laurent Ruseckas, asesor del equipo Global Gas en la consultora IHS.

En el corto plazo, tiene más sentido económico para Irán usar gas para satisfacer la demanda interna para la generación de energía y la industria, además de la reinyección en campos petroleros antiguos a fin de mantener la producción, añadió.

La reinyección en campos petroleros tiene más valor para el gas que las exportaciones, ya que el petróleo se vende por mucho más en el mercado global.

Edición Impresa