FINANZAS PúBLICAS

Italia propone reducir su déficit fiscal a 2%

Italia propone reducir su déficit fiscal a 2%
Italia propone reducir su déficit fiscal a 2%

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció ayer la intención de Roma de reducir al 2% del producto interno bruto (PIB) su previsión de déficit público para 2019, tras una reunión en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“De un saldo final del 2.4% [de déficit], hemos podido descender al 2.04%”, aseguró Conte tras el encuentro, indicando que un “trabajo técnico” les permitió “obtener un margen de negociación al recuperar algunos recursos financieros”.

Bruselas rechazó el 23 de octubre el plan presupuestario italiano por presentar un objetivo de déficit muy por encima de la cifra prometida por el anterior gobierno italiano, máxime cuando la deuda de Italia se sitúa en torno al 131% del PIB.

El ejecutivo comunitario allanó a continuación el camino para adoptar sanciones contra Roma, al estimar “justificada” la apertura de un procedimiento de déficit excesivo basado en una deuda pública muy importante.

La Comisión destacó los “buenos progresos” en las discusiones sobre el presupuesto de Italia tras la reunión y aseguró que “evaluará ahora las propuestas recibidas”, indicó una portavoz del Ejecutivo comunitario.

El Ejecutivo comunitario había allanado semanas atrás el camino para adoptar sanciones contra Roma, al estimar “justificada” la apertura de un procedimiento de déficit excesivo basado en su nivel de deuda pública.

Pese a mostrarse inflexible durante mucho tiempo, el Gobierno italiano, una coalición de partidos ultraderechistas y antisistema, se mostró abierto finalmente a discutir con Bruselas tras un primer encuentro entre Conte y Juncker el 24 de noviembre. El viceprimer ministro italiano Matteo Salvini, hombre fuerte de la coalición, se declaró “optimista” sobre una “solución” con la Comisión, si bien advirtió contra un trato diferente entre Italia y Francia.

Las medidas anunciadas por París para responder a las protestas de los “chalecos amarillos” podrían elevar el déficit francés por encima del objetivo del 3% del PIB fijado por las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) europeo.

Edición Impresa