APUNTES TURíSTICOS

JMJ abre ventanas al turismo

JMJ abre ventanas al turismo
Peregrinos de 193 naciones se reunieron en la cinta costera.

Todos aquellos que pensaron que el saco nos quedaría grande en la preparación y manejo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), hasta el momento, deben reconocer que hasta ahora todo va bien.

El panameño que reside al otro lado del puente hasta la frontera con Costa Rica sacó su casta, su regionalismo, simpatía y ese sentido de compartir sus sentimientos con todos los extranjeros que tuvieron la oportunidad de llegar a todas nuestras poblaciones del interior.

Además de pasarla bien, porque así lo demuestran las imágenes compartidas por las redes sociales, los cientos de peregrinos conocieron nuestra cultura.

Además de las experiencias de mis clientes que estuvieron por el área de Chitré, Penonomé y Antón, todo fue un éxito total. En la ciudad capital todo ha transcurrido con normalidad.

El panameño de a pie se ha prestado para colaborar, asistir y velar para que los peregrinos caminen sin contratiempos por las calles y avenidas de nuestra ciudad.

Al momento de escribir estas líneas toda la avenida Central estaba llena de peregrinos de diferentes nacionalidades, van cantando, paseando sus respectivas banderas como símbolo de su nacionalidad, impregnando en su camino una alegría muy especial que no solo llama la atención, sino también produce respeto. El país ya se está proyectando a nivel internacional, es la mejor oportunidad que tenemos en anunciarnos como una nación amigable y con calor humano.

Miles de fotografías y filmaciones han salido hacia los países que han enviado a sus representantes mostrándonos tal como somos, un país alegre, musical, amigable, moderno y en crecimiento. Estoy seguro de que muchos de estos visitante ya están pensando en regresar para disfrutar de nuestras ofertas turísticas. Han hecho amistades que estoy seguro harán intercambio de conocimientos, provocando viajes para mantener esa nueva relación. Somos un país donde todo es posible, donde su pueblo, cuando decide realizar algo, lo hace bien. Nos hace falta voluntad política, nos hace falta hombres y mujeres con deseos de realizar un trabajo técnico, sin caer en el ensayo y error.

El autor es operador de turismo receptivo

Edición Impresa