SALUD PúBLICA

Johnson & Johnson fue multada con $572 millones

La multinacional estadounidense Johnson & Johnson (J&J) fue condenada a pagar 572 millones de dólares por daños al estado de Oklahoma por su papel en la crisis de adicción a los opioides, una decisión judicial histórica en Estados Unidos.

El juez Thad Balkman dijo que los fiscales habían demostrado que J&J contribuyó al perjuicio público en su promoción engañosa de analgésicos de receta médica altamente adictivos. “Esas acciones comprometieron la salud y la seguridad de miles de personas de Oklahoma”, dijo.

Lo recaudado por la indemnización permitirá al estado cubrir el costo de atender a una generación de adictos, a sus familias y a las comunidades afectadas por esta crisis.

El resultado del juicio puede funcionar como termómetro para otras miles de denuncias presentadas en Estados Unidos, donde se produjo durante la década pasada y parte de esta lo que aparenta ser una descontrolada distribución de analgésicos altamente adictivos como oxicodona e hidrocodona.

Otras dos compañías acusadas en este mismo proceso, la estadounidense Purdue Pharma y la israelí Teva, llegaron a un acuerdo y evitaron ir a juicio.

Purdue, fabricante del opioide llamado Oxycontin, del que se registró un extendido abuso por parte de los usuarios, aceptó pagar 270 millones de dólares en marzo. Teva negoció un acuerdo por 85 millones de dólares.

El juicio contra J&J se apoya en una ley estatal sobre daño al interés público. Según el estado de Oklahoma, unas 6 mil personas han muerto allí por sobredosis de opioides desde el año 2000.

Oklahoma pedía a la corte una indemnización de 17 mil millones de dólares por daños a pagarse en 30 años.

J&J argumentó que la ley se está aplicando de forma inapropiada y que sus productos, fabricados por su división farmacéutica Janssen, tuvieron un papel muy pequeño en la epidemia de adicción registrada en Oklahoma y el resto del país.

Edición Impresa