EMERGENCIA

Boris Johnson: votaciones resolverían el ‘brexit’

Boris Johnson: votaciones resolverían el ‘brexit’
Boris Johnson: votaciones resolverían el ‘brexit’

El Reino Unido celebrará elecciones de emergencia dentro de seis semanas, una votación crucial que finalmente podría resolver la cuestión del brexit.

El primer ministro Boris Johnson ganó el respaldo en el Parlamento para activar la votación anticipada en un intento de romper el punto muerto que paralizó la política del país, afectó su economía y dejó a sus ciudadanos enojados y divididos.

La votación del 12 de diciembre será la tercera ocasión en que el Reino Unido acude a las urnas para elegir un nuevo gobierno en cuatro años y medio. En un momento de agitación política y constitucional sin precedentes, el resultado será difícil de predecir.

El Reino Unido aún no puede completar su tortuoso divorcio de la Unión Europea (UE) y Johnson no ha logrado que el Parlamento ratifique su acuerdo de salida de la UE. La elección ahora puede convertirse en un referéndum indirecto sobre el brexit, la última oportunidad para que los votantes elijan entre políticos que hacen campaña para permanecer en la UE o quienes prefieren abandonarla inmediatamente.

“Solo hay una forma de lograr que el brexit se lleve a cabo frente a este implacable obstruccionismo parlamentario”, dijo Johnson a la Cámara de los Comunes el martes. “Es decir, señor presidente, para actualizar este Parlamento y darle una opción al pueblo”.

Johnson contra Corbyn

La campaña enfrentará a Johnson, la cara carismática y controvertida del movimiento a favor del brexit, contra el líder laborista radical de izquierda, Jeremy Corbyn, quien desafió a expertos y encuestadores y casi ganó el poder hace dos años.

“Esta es una oportunidad que se presenta una sola vez en una generación para construir un país para muchos, no pocos”, dijo Corbyn en Twitter para anunciar el apoyo del Partido Laborista a la votación anticipada. “Es el momento”.

Si bien Johnson busca sacar provecho de su fama y compromiso de cumplir con su promesa de 2016 de abandonar la UE, Corbyn ofrece una alternativa socialista de aumentar los impuestos a los ricos y nacionalizar los ferrocarriles y los servicios públicos.

La última vez que el país acudió a las urnas, en 2017, los laboristas y los conservadores ganaron más del 80% de los votos entre sí mientras los partidos más pequeños se desvanecían. Esta vez, con el brexit aún sin resolver, los dos partidos principales enfrentan objeciones de movimientos marginales que han crecido en popularidad.

El lunes, la UE acordó posponer el día del brexit hasta el 31 de enero para darle a Johnson más tiempo para persuadir a los miembros del Parlamento para que ratifiquen el acuerdo que alcanzó el 17 de octubre. Esto le dio a Corbyn la justificación que necesitaba para respaldar una votación.

“Ahora lanzaremos la campaña más ambiciosa y radical para un cambio real que nuestro país jamás haya visto”, dijo Corbyn.

El martes, Johnson ganó un voto en la Cámara de los Comunes a favor de una ley que permite que se realicen elecciones el 12 de diciembre. Dicha ley debe ser aprobada en la Cámara de los Lores antes entrar en vigencia, pero ahora es poco probable que sea bloqueada.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL