FRICCIÓN EN EL LEGISLATIVO

Ley de pensiones avanza en Brasil

Ley de pensiones avanza en Brasil
Más de 7 de cada 10 brasileños se oponen a la propuesta de la administración de Temer, quien fue el centro de duras críticas durante marchas el pasado 1 de mayo.

El esperado proyecto de ley de reforma de pensiones de Brasil ha superado su primer obstáculo legislativo, después de un día de feroz debate, discusiones procesales y revisiones de última hora.

Un comité especial de la cámara baja votó con un resultado de 23 a 14 a favor del texto básico de la legislación el miércoles por la noche.

Los legisladores todavía estaban votando sobre las enmiendas al proyecto cuando manifestantes irrumpieron en el comité, lo que obligó a suspender la sesión. Los cambios propuestos deben ser aceptados o rechazados por el comité antes de que el proyecto de ley sea presentado a la Cámara de Diputados.

La reforma de las pensiones es la legislación emblemática del presidente Michel Temer, debido a su potencial para ayudar a arreglar las maltratadas arcas públicas de Brasil.

Pero la enmienda constitucional está resultando difícil de vender políticamente en medio de una economía moribunda, con elecciones generales a solo 18 meses de distancia.

Aunque se esperaba ampliamente que pasara la fase de comisión con facilidad, atraer la mayoría de tres quintos que necesita en dos votos separados tanto en la cámara baja como en la alta puede ser más problemático. Más de 7 de cada 10 brasileños se oponen a la propuesta.

“El resultado fue bueno para el Gobierno”, dijo el jefe de Gabinete de Brasil, Eliseu Padilha, a Bloomberg.

“Estuvo estrictamente dentro del margen esperado”, agregó.

Al conocerse el resultado de la votación, los legisladores de la oposición estallaron en cánticos, incluyendo uno que acusaba a los partidarios del Gobierno de traición.

En las últimas semanas, el Gobierno ha ofrecido numerosas concesiones en un esfuerzo por asegurar el apoyo de los legisladores.

El miércoles, el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, dijo que el proyecto de ley según el texto del martes mantendría el 76% de los ahorros previstos en la propuesta original.

Edición Impresa