CRISIS

Lira, debilitada ante nuevas amenazas

Lira, debilitada ante nuevas amenazas
Lira, debilitada ante nuevas amenazas

Turquía prometió ayer replicar si Estados Unidos (EU) decide, como ya amenazó, endurecer sus sanciones por la detención de un pastor estadounidense, que ya ha fragilizado a la lira turca.

+info

Turquía acusa a EU de librar disputa comercialInyectan liquidez para evitar corrida

Mientras el Gobierno turco intentaba tranquilizar a los mercados sobre la solidez de su economía, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, advirtió el jueves de que su país adoptaría sanciones suplementarias si Ankara no pone en libertad al pastor Andrew Brunson.

“Replicamos [a las sanciones estadounidenses] de acuerdo con las reglas de la OMC y seguiremos haciéndolo”, declaró ayer el ministro turco de Comercio, Ruhsar Pekcan, citado por la agencia estatal Anadolu.

La crisis diplomática entre ambos aliados de la OTAN sigue abierta, y la lira turca –que pareció recuperarse esta semana– volvió a caer ayer.

El caso del pastor Brunson, puesto bajo arresto domiciliario el mes pasado tras haber pasado más de un año y medio en prisión, acusado por Ankara de espionaje y de actividades “terroristas”, que él niega con firmeza, desató una tormenta diplomática entre los dos países.

El presidente de EU, Donald Trump, volvió a defender el jueves a Brunson, al que calificó de “hombre muy inocente”, y consideró que Turquía no era buen “amigo” de EU.

“Turquía se ha beneficiado de Estados Unidos durante muchos años. Ellos tienen a nuestro maravilloso pastor cristiano, a quien pido ahora representar a nuestro país como un gran rehén patriota. No vamos a pagar nada por la liberación de un hombre inocente“, escribió.

Un tribunal turco volvió a desestimar ayer un recurso en el que Andrew Brunson pedía el levantamiento del arresto domiciliario. Pero su abogado indicó que presentaría otro nuevo recurso en dos semanas.

El ministro turco de Finanzas, Berat Albayrak, que también es yerno del presidente Recep Tayyip Erdogan, se había esforzado el jueves en tranquilizar a los mercados, durante una inédita teleconferencia con numerosos inversores internacionales.

“Saldremos aún más fuertes de estas turbulencias”, declaró el ministro, aludiendo a la crisis de la lira, que ha perdido este año 40% de su valor ante el dólar. El ministro descartó además que su país vaya a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional y negó que su gobierno vaya a recurrir al control de capitales.

Para Capital Economics, la intervención de Albayrak fue “moderadamente convincente”. Las autoridades “solo han hecho lo mínimo indispensable” indica este gabinete en una nota a sus clientes.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL