ADMINISTRACIóN PúBLICA

Ministro de Hacienda de México renuncia

Ministro de Hacienda de México renuncia
Ministro de Hacienda de México renuncia

Alegando discrepancias económicas y una “inaceptable” intromisión desde el máximo nivel de gobierno, el ministro de Hacienda de México renunció ayer, lo que generó incertidumbre entre los inversionistas y los mercados, que avizoran un relajamiento en la disciplina fiscal prometida por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Carlos Urzúa, un respetado académico de 64 años, detalló en su carta de renuncia, difundida en su cuenta de Twitter, que “hubo muchas” discrepancias económicas con la administración de López Obrador porque “se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento.”

El exministro aseguró además que le resultó “inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda pública.”

“Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”, dijo sin dar nombres.

Recortes fueron cuestionados

Durante la gestión de Urzúa, la Secretaría de Hacienda fue criticada duramente por llevar a cabo fuertes recortes del gasto público que generaron reclamos de varias dependencias de la administración federal.



López Obrador aceptó la renuncia de Urzúa y en su lugar designó a Arturo Herrera, quien se desempeñaba como subsecretario de Hacienda.

“Él [Urzúa] no está conforme con las decisiones que estamos tomando y nosotros tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 36 años”, dijo López Obrador a través de un video.

“Acepto la renuncia del secretario de Hacienda a quien le agradezco su apoyo y lo respeto (...) he decidido nombrar a Arturo Herrera Gutiérrez”, agregó.

Expertos interpretaron que la carta de Urzúa apunta a que algunos miembros del gobierno de López Obrador buscan una política fiscal más laxa, esto es, mayor gasto público.

“La economía se ha debilitado en la primera mitad del año y la política fiscal ha permanecido restringida”, señaló la firma británica Capital Economics en un reporte a sus clientes.

“Con Urzúa ahora fuera del camino, esto puede abrir el camino para un relajamiento en la política fiscal”, agregó.

Por su parte, los empresarios lamentaron la renuncia de Urzúa y se dijeron preocupados por las discrepancias en el gobierno que ha exhibido el hoy exfuncionario.

“Recibimos con preocupación su denuncia sobre las notorias discrepancias que ahora sabemos han existido al interior del gobierno para la toma de decisiones en materia macroeconómica, y sobre todo, su denuncia sobre la adopción de las mismas sin método ni sustento”, dijo en una carta Gustavo de Hoyos, presidente de la influyente Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Edición Impresa