MATERIA PRIMA

Mongolia atrae a mineras que buscan nuevos depósitos

Mongolia atrae a mineras que buscan nuevos depósitos
Mongolia atrae a mineras que buscan nuevos depósitos

Durante años Rio Tinto ha sido la única operadora internacional de minas de cobre en Mongolia, un país en el que ha invertido miles de millones de dólares en el proyecto Oyu Tolgoi. Otras se han mantenido al margen debido a los riesgos de operar en una nación con una democracia y un poder judicial joven e impredecible.

Pero ahora la creciente demanda mundial de un metal usado en automóviles eléctricos y energía renovable, en momentos de mayores costos y depósitos agotados en el mayor productor de cobre del mundo, Chile, está llevando a las mineras a ubicaciones más riesgosas. Por eso algunos apuntan a Mongolia, en especial al desierto de Gobi.

Los geólogos dicen que los depósitos como Oyu Tolgoi rara vez se producen de forma aislada. Eso significa que, para algunas mineras, la posibilidad de encontrar otro hacen que la nación del este de Asia merezca una apuesta calculada, especialmente dada su proximidad con China, el mayor consumidor mundial de cobre.

La nueva apuesta está liderada por un grupo de aproximadamente media docena de jugadores más pequeños, incluyendo a Xanadu Mines de Australia, Kincora Copper de Canadá y la compañía estadounidense Wood Capital Partners, que tienen un mayor apetito por el riesgo y buscan anticiparse a sus competidores.

Wood Capital Partners, creada por dos exbanqueros de Citigroup y especializada en la compra de activos en dificultades, dijo que había invertido varios millones de dólares para explorar terrenos en el sur de Gobi.

El copresidente ejecutivo y socio gerente Stephen Dizard dijo que la firma compró la concesión de 364 kilómetros cuadrados, alrededor de seis veces el tamaño de Manhattan, a un fondo de mercados fronterizos que estaba en liquidación.

Edición Impresa