AMéRICA LATINA

Moody’s: Odebrecht frena a la región

Moody’s: Odebrecht frena a la región
Odebrecht admitió haber pagado $788 millones en sobornos a funcionarios de 11 países, además de Brasil.

La investigación sobre el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht no solo frenó varios proyectos importantes de infraestructura a lo largo y ancho de América Latina, sino que también compromete el crecimiento económico de la región.

Así fue la apreciación de la agencia de calificación de riesgo Moody’s, en una nota publicada esta semana. En ella, advierte que la desaceleración resultante de la ejecución de proyectos limitará el ritmo en el que los países reduzcan la considerable brecha de infraestructura en la región.

Adrián Garza, vicepresidente de Moody’s, manifestó que “varias concesiones de infraestructura han sido interrumpidas y deberán ser relanzadas como resultado del escándalo de corrupción de Odebrecht”. En este sentido, consideró que “resolver los obstáculos legales y administrativos de estos proyectos posiblemente demorará entre 12 y 24 meses”.

Odebrecht, que opera en 27 países, admitió haber pagado $788 millones en sobornos a funcionarios de 11 países, además de Brasil. Nueve de ellos fueron en América Latina.

Según consta en documentos divulgados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la constructora pagó coimas a funcionarios panameños por $59 millones entre 2009 y 2014.

En su informe, Moody’s Investors Services indicó que las compañías participantes en estos proyectos ahora enfrentan presiones de flujo de efectivo, y los bancos que han concedido créditos tanto a las concesiones así como también de forma directa a las compañías involucradas afrontan mayores riesgos de activos.

Asimismo, entiende que la desaceleración resultante en la ejecución de proyectos “limitará el ritmo en el que los países reduzcan la considerable brecha de infraestructura en la región”. Incluso antes de que surgiera el escándalo de Odebrecht, la inversión en infraestructura en América Latina ya era insuficiente para hacerle frente al déficit de la región.

Edición Impresa