PROPUESTA

Negociaciones Capac-Suntracs llegan al punto más difícil

Negociaciones Capac-Suntracs llegan al punto más difícil
Negociaciones Capac-Suntracs llegan al punto más difícil

Las negociaciones entre el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) y la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), - para definir la convención colectiva que estará vigente entre 2018 y 2021-, están en el punto más espinoso: el económico.

Para el Suntracs, el objetivo es lograr un acuerdo del salario mínimo convencional sin tanto trauma. Mientras que la Capac busca mantener el mayor número de puestos de trabajo frente una industria que atraviesa un período con algunos indicadores en decrecimiento.

El sindicato que agrupa a los trabajadores de la construcción exige que el gremio empresarial ponga sobre la mesa su propuesta salarial.

Genaro López, dirigente del Suntracs, sostiene que la oferta del sindicato es ajustar el salario mínimo convencional para los trabajadores de la construcción en un 25% anual, es decir, un alza de 100% hasta 2021.

Explica que esta es una oferta negociable. Hasta ahora la Capac no ha hecho su contraoferta.

La propuesta del sindicato plantea que el albañil o carpintero que cobra actualmente $5.00 la hora, tendría un ajuste que elevaría su paga por hora a $10.00 hasta 2021.

El sindicalista explicó que la fecha límite para las negociaciones es a finales de marzo. “De no llegar a un consenso, los trabajadores iremos a huelga”, dijo López.

A través de un comunicado, la Capac aseguró que se han negociado 112 cláusulas de un total de 153 que forman parte del pliego de peticiones entregado por el sindicato al gremio empresarial en agosto del año pasado.

La Cámara asegura que en términos de negociaciones se debe tomar en cuenta que los parámetros varían según la realidad de la economía y el estado de la industria.

El gremio indicó que actualmente el sector de la construcción atraviesa por un notable período de decrecimiento, con una reducción sensible del mercado inmobiliario, del número de proyectos por iniciarse y en ejecución, con una disminución de las plazas de trabajo y con niveles de inflación distintos a los existentes en la negociación del acuerdo laboral anterior.

No se descarta que ante la falta de acuerdo, la industria de la construcción se vea afectada por una paralización de labores.

Edición Impresa